Con la llegada del calor una tarde de piscina puede parecer el plan perfecto… excepto para tu melena. Una exposición continuada al agua clorada de la piscina puede conllevar graves consecuencias para tu cabello tales como irritación y sequedad.

Como el cloro, en su justa proporción, es fundamental para mantener la piscina en perfectas condiciones, en este tutorial de Nova Life te damos algunos consejos para minimizar los daños que esta sustancia química causa a tu pelo.

El problema principal es que el cloro elimina los aceites naturales del cabello, por lo que a lo largo del verano, es posible que notes el pelo más seco y quebradizo. Comúnmente se denomina a este efecto como "pelo de los nadadores".

Si además coincide que a alguien se le ha ido la mano y la proporción de cloro es más elevada que la recomendable, el cuero cabelludo puede volverse escamoso, y consecuentemente, se nos caería el pelo el pelo.

De igual manera, los efectos de la exposición del pelo al cloro se agravan si tenemos el pelo teñido. El cloro vuelve al cabello más poroso, por lo que las melenas decoloradas, por ejemplo las mechas rubias, absorberán con más facilidad otras sustancias químicas que se encuentran en la piscina. Es muy normal que al final del verano ciertas personas acaben con una tonalidad verdosa debido a este factor.

Por último, es muy recomendable que, aparte de proteger el pelo del cloro, lo protejas del sol. Al igual que sucede con la piel, existen muchos productos para proteger tu melena de la radiación solar que es necesario empelar.

Pero que no cunda el pánico, existen multitud de consejos que puedes seguir para minimizar los efectos del cloro en tu cabello. Presta atención a este vídeo y disfruta de la piscina sin remordimientos este verano.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

5 trucos pare evitar la caída del cabello

Así deberías colocarte la toalla para no dañar el pelo