La electricidad estática es la acumulación de carga eléctrica, positiva o negativa, en exceso. Este fenómeno puede producirse tanto en un material conductor, como los metales y también en uno aislante como la madera, el plástico o el papel. Entre los efectos más comunes de la electricidad estática está la ropa que se pega, el pelo que se eriza e incluso los calambrazos que una persona puede sentir al rozar una superficie o a otra persona.

Esta sensación, producida cuando el objeto o la persona cargada de electricidad se ponen cerca de un conductor eléctrico u otro objeto con la carga opuesta, bien sea positiva o negativa. Por defecto, los objetos que tenemos a nuestro alrededor en el día a día son neutros, pero pueden sufrir algunos cambios en sus cargas eléctricas.

Una de las causas que puede provocar la electricidad estática es el contacto entre dos materiales. Este fenómeno se conoce como triboelectricidad y tras el contacto entre los objetos, produce que uno de ellos se cargue de forma positiva y el otro de forma negativa. Este fenómeno es el que las personas conocemos como electricidad estática. Aunque el cuerpo humano es neutro porque tiene el mismo número de protones y electrones, es inevitable que en ocasiones se cargue positiva o negativamente.

Ese desequilibrio eléctrico está causado por la fricción de dos tejidos por un tiempo prolongado y, como consecuencia, puede hacer que el pelo se erice o que un jersey dé calambre al quitárnoslo. Materiales como el poliéster, el nailon o la lana son conductores, por lo que pueden hacer que la electricidad se transmita a través de ellos. Las suelas de los zapatos hechas de goma también son un buen elemento conductor. Estar en contacto con estos materiales puede hacer que la ropa se pegue al cuerpo o que se sienta un chispazo al quitarse la ropa o tocar objetos como una ventana.

No siempre es posible evitar este incómodo fenómeno, pero existen algunos factores que pueden hacer que sus efectos se minimicen o eliminarlos en un momento determinado. En el vídeo te contamos cómo evitar la electricidad estática o, en su defecto, cómo eliminarla si es que ya la tienen tus prendas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Estas son las razones por las que tu lavavajillas lava mal

El truco definitivo para cocinar pescado sin que toda la casa huela mal