Novalife » Útil para ti

Especial para eliminar manchas difíciles

Cómo limpiar a fondo un sofá de tela

Limpiar el sofá es una tarea que no genera demasiada ilusión. Pero lejos de lo que pueda parecer, la idea de limpiar el sofá a fondo es mucho peor que la limpieza en sí. Con los productos adecuados la tarea puede llevarte unos poco minutos.

Pipí en el sofá

iStock Pipí en el sofá

Publicidad

Limpiar un sofá de tela no tiene por qué ser una tarea demasiado tediosa con los productos adecuados. Te ofrecemos algunos consejos y métodos a prueba de las manchas más complejas y que darán un aspecto a tu sofá como el primer día.

¿Con cuánta frecuencia debo limpiar el sofá?

Todo depende de tu entorno. Si vives con animales o tienes niños pequeños es probable que tu sofá se manche con más frecuencia. Si se trata de un sofá de uso constante o es el lugar donde realizas alguna de las comidas en casa, las probabilidades de que se manche, se llene de migas o restos de suciedad va en aumento.

Si notas que no tiene un buen aspecto o te incomoda sentarte en él, quizá es porque ha llegado el momento de limpiarlo. Es importante que reacciones con rapidez y no dejes las manchas muchos días, porque algunos restos son más complicados de limpiar con el paso del tiempo. Cuanto menos tiempo esté la mancha en el sofá mayores probabilidades habrá de eliminarla.

Cómo eliminar las manchas más difíciles

En el vídeo te mostramos un tutorial infalible para eliminar las manchas de tu sofá. Para ello es importante contar con estos productos:

Un pulverizador de agua, que puedes encontrar en cualquier droguería o tienda de 'todo a 100'. Alcohol de más de 90º y jabón líquido de lavadora o de manos, sin parabenos. Mezclando los 3 ingredientes con agua podrás conseguir la fórmula adecuada para dejar tu sofá libre de manchas.

La forma mas adecuada de aspirar el sofá

Aspirar el sofá es de las tareas más comunes y sencillas. Para estar seguro de no convivir con polvo y ácaros se recomienda aspirar el sofá dos veces al mes como mínimo y usar la boquilla del aspirador especial para tapicería. De esta forma te aseguras que las migas y los restos de tela no se quedan escondidos entre los recovecos y las esquinas.

Si no cuentas con un aspirador en casa puedes utilizar un cepillo o rodillo de limpieza, tendrás que esforzarte más, ya que se trata de una acción totalmente manual, pero puedes conseguir resultados parecidos al efecto del aspirador.

Fundas y mantas de sofá

Esta es una de las opciones más cómodas si no quieres que la tapicería de tu sofá peligre. Hazte con unas fundas o mantas que te gusten tanto o más que tu sofá y revisa la etiqueta de lavado, escoge una solución que soporte bien el paso por la lavadora.

Publicidad