El secador es ese pequeño electrodoméstico que nos ayuda a crear peinados, moldear nuestro cabello y, como su nombre indica, a secarlo cuando se nos moja o lo lavamos. Cada día invertimos cierto tiempo en lavar el cabello, peinarlo y cuidarlo, pero no solemos reparar en mantener limpios y a punto los aparatos que utilizamos para ello: peines, cepillos, tenacillas y secadores.

Los secadores de pelo necesitan ser limpiados frecuentemente para que funcione de manera correcta, tanto su parte exterior como el filtro del aire. Si tuviera una gran cantidad de polvo, el secador podría llegar incluso a quemarse por dentro si el polvo o las partículas impiden que entre el aire suficiente para que funcione con normalidad. Además, limpiando el polvo del filtro del secador se evita que las partículas entren en el motor y se estropee el aparato.

Hoy en día existen muchas variedades de secadores en el mercado. Los tradicionales son los de aire, pero existen otras variedades con características más especializadas. Hay aparatos para secar el pelo que utilizan la tecnología iónica, que aporta al cabello suavidad y brillo, dando un acabado sedoso. Este resultado se logra porque los iones negativos dividen las moléculas del agua, logrando que el secado sea más rápido.

Otro tipo de secadores incluyen otras tecnologías como el infrarrojo lejano, que permite estimular la circulación sanguínea de la cabeza. Esta función permite simular un masaje capilar similar al que pueden realizar otros aparatos masajistas o al que se puede recibir en un centro de belleza. Como función extra, algunos secadores incluyen un silenciador acústico integrado, para evitar los ruidos molestos que pueden ocasionar estos aparatos a otras personas.

Si eres de las que usan el secador a menudo y quieres aprender cómo limpiar el secador y el filtro correctamente, no te pierdas el vídeo de la parte superior.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Truco para limpiar las esponjas de maquillaje

Así es cómo deberías limpiar cada uno de tus cepillos para el cabello