Los sujetadores son unas prendas íntimas imprescindibles para la mayoría de las mujeres, pero muchas veces no sabemos cómo lavar correctamente el sostén, ni cada cuánto tiempo para que no se deforme y nos dure más tiempo. Para evitar que tu sujetador pierda su forma y la varilla se resienta, compartimos contigo en el vídeo los mejores consejos para lavar y cuidar esta delicada prenda.

Que cualquier otra prenda de ropa se nos ensanche o varíe un poco su tamaño, como por ejemplo una camiseta, no es una catástrofe. Sin embargo, si un sujetador pierde su forma y hace que este ya no se nos ajuste al pecho es una verdadera faena porque deja de resultar cómodo y de ser funcional.

Pese a la reciente tendencia 'braless' de no llevar sujetador, hay muchas mujeres que necesitan usar el sostén debido al tamaño de sus mamas. No es por estética sino por funcionalidad y comodidad. Dependiendo del gusto de cada mujer, la estética puede ser una de las opciones para llevar sujetador, pero no suele ser la principal. A la hora de correr, de hacer ejercicio o simplemente en el hecho de caminar bastante en el día a día para ir a trabajar, puede resultar para algunas mujeres muy incómodo llevar el pecho sin sujetador.

Por eso, si decides usar sujetador, posiblemente una de tus preocupaciones sea cada cuánto tiempo lavarlo y cómo hacerlo para que estas delicadas prendas no se estropeen. Es importante que tengamos en cuenta que no todos los sujetadores son iguales. Hay infinitas formas y tipos de sujetadores y obviamente, al igual que cualquier otro tipo de ropa, no es lo mismo si la tela es de encaje, de algodón o de poliéster; si no tienen nada de forma o si, por ejemplo, llevan push up.

Además, una de las cosas que solemos hacer mal para mantener nuestros sujetadores en el mejor estado sin pensarlo es a la hora de buscarles un hueco en nuestra habitación. Al guardarlo en el cajón, tendemos a querer ahorrar espacio y ponerlo doblado junto a nuestras braguitas o tangas. Lo que no tenemos en cuenta es que, si el sujetado tiene forma, es decir copas, aros o relleno, no debemos doblarlos. Es un error muy común que cometemos. Si quieres cuál es la forma ideal para almacenarlos ¡Dale play al vídeo!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Truco para que sujetador sin tirantes no se caiga hacia abajo

El método definitivo para mantener ordenados tus sujetadores