Limpiar los grifos a veces es difícil, pues su forma no es precisamente la más cómoda de limpiar a fondo, y su acabado no suele ayudar.

Y si, además, no estás pendiente de limpiarlo con frecuencia (al menos dos o tres veces por semana), la acumulación de suciedad hace que pierda su brillo original y su material se dañe. Incluso aumentan las posibilidades de contaminación por microbios.

Pero espera a ver el vídeo, pues te presentamos trucos caseros fáciles, baratos y naturales, geniales para que tus grifos vuelvan a ser lo que eran, recuperando todo su brillo y además desinfectándolos, pues al ser soluciones caseras, los ingredientes necesarios tienen propiedades desinfectantes y desengrasantes.

Cuando decoramos nuestra casa, cada detalle es importante. Crear el estilo perfecto y decorar los espacios para que el ambiente sea tal y como lo que buscas. Por eso todo cuenta. En el caso de los grifos, que has escogido cuidadosamente para que queden a juego con los demás elementos de la casa (los platos de ducha, el lavabo, la cocina…) resulta a veces frustrante ver cómo acumula suciedad y mugre pues es casi imposible conservarlos impecables y brillantes.

Los productos de limpieza rebosan en los estantes de los supermercados y sus componentes químicos dañan nuestra piel, así como los pulmones y el medio ambiente. Además, hay infinidad de tipos específicos, para el suelo, para la cerámica, para el baño, con todo tipo de fragancias…

Pero piensa en décadas atrás... ¿no te preguntas cómo limpiaban entonces, cuando no existía una industria de limpieza del hogar? Y no, la respuesta no es que nuestras bisabuelas eran más sucias que nosotros, sino que utilizaban otros remedios, caseros, e igual o más efectivos que los de la actualidad. ¿Cuáles? Pues te mostramos algunos en este vídeo para que los grifos de tu casa queden como una patena, sin dañar en absoluto su material.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Por qué debes limpiar más a menudo las bayetas de cocina

El método definitivo contra el mal olor del fregadero

Limpiar el horno a fondo: esta es una de las formas más efectivas