Seguramente, en algún momento, las puertas de tu casa comiencen a arrastrar y a chirriar. No solo es algo molesto e irritante, sino que en muchos casos estropea el suelo, pero antes de llegar a este extremo es mejor buscar una solución. Por ello, en el vídeo te contamos un sencillísimo truco para arreglar la puerta y que ésta no te vuelva a molestar nunca más.

Es normal que, con el uso y el paso del tiempo, haya objetos o materiales en casa que tengas que reparar, y esto mismo es lo que pasa con las puertas. Debido al desgaste de las bisagras de metal, éstas se oxidan y acaban provocando unos chirridos tan característicos. Si vives cerca del mar, sabrás que con la humedad los objetos de metal necesitan un mayor cuidado, y es muy probable que con el tiempo los tengas que cambiar.

En el vídeo que te mostramos en la parte superior, te enseñamos un truco facilísimo de ajustar la puerta para que ésta deje de sonar cada vez que la abrimos o cerramos. Un truco que apenas te costará dinero y te evitará tener que llamar a algún experto.

SEGURO QUE TE INTERESA

El remedio casero para limpiar metales en segundos

Suelos de madera: cómo rescatar su brillo con estos sencillos trucos