Novalife » Útil para ti

HOGAR

Cómo conseguir más espacio en casa

Si no quieres hacer obras, pero necesitas conseguir más espacio en casa, tenemos algunos trucos para darle una pequeña vuelta a tu hogar y conseguir espacio. Todo ordenado, además, por supuesto.

Publicidad

En los armarios. Vacíalos. Sí, y empieza a ordenar de otra manera. Intenta que todas las perchas sean iguales, lo creas o no, los distintos tamaños hacen perder espacio. Todo lo que no te hayas puesto en los últimos años, mételo en bolsas, ya veremos después qué hacemos con ellas. Es posible que descubras ropa rota, que ya no te pasa de los hombros, y que definitivamente ni te gusta. Incluso que ahora ni te llegue a la cintura. ¿Te lo vas a poner? Estamos ganando espacio. Desde los calcetines a las bragas. ¿Cuántos tangas no te pones desde hace años? ¿Cuántas camisetas de tirantes no te sirven? Todo a la bolsa de ‘ya veremos qué hacemos después’.

Cambia algunas puertas por correderas. Sí, de manera sencilla, fácil y económica. La puerta del baño que choca con el cesto y siempre te deja todo en medio. La puerta de la cocina que se abre a la mitad porque choca con una silla, o con el cubo de basura. Se acabó. No hay que hacer obra, simplemente colocar unos enganches arriba, unos rieles, y listo. Espacio.

Bolsas para guardar la ropa al vacío. Seguro que las has visto en películas, en la teletienda de madrugada, y hasta en Ikea. Sí, existen las bolsas que envasan al vacío tu ropa, y son más que útiles para guardar la ropa que no usas, el cambio de armario, el nórdico, las toallas de la playa… Si eres de las que guarda debajo de su cama, genial, un buen lugar bajo el colchón, en el canapé, etc. Si las guardas en armarios, de repente tendrás el doble de hueco.

En la despensa. Tener botes transparentes ayuda a guardar mejor las cosas, verlas rápido. Y dado que ya ocupan un espacio físico, no tengas un bote a media y la bolsa de los fideos al lado. Organízalo todo para que ocupe menos con estos botes. Mira una vez al año tus especias, te darás cuenta que algunas incluso se han solidificado. ¿De verdad que la pimienta verde que trajiste de un viaje de no se sabe dónde la vas a usar? ¿Cuántas veces en el último año? Hacer espacio en la cocina es necesario, genera orden, limpieza, y crea sensación de utilidad de lo que veas.

Caos | iStock

En el salón. Cajoneras, cajas, armarios, encimeras. Si hay cosas que tienen que estar sí o sí más o menos a la vista, es el momento de meterlo en cajas, que se pueden apilar, recolocar, meter bajo una mesa, un armario, y todo estará en orden y ganando espacio. Que tienes llaves, agenda, bolso, etc, siempre encima y te ocupa espacio, un baúl, una caja enorme bonita, un asiento con apertura, y ganarás el doble de espacio. Y, sobre todo, no verás caos.

Calzado. Tendrás a la vista miles de zapatillas, analiza cuáles usas. Sin por si acasos, cuáles usas de verdad. ¿Acaso 3 pares desde mayo? ¿Cuatro a lo sumo? Guarda el resto, dónalo, tíralo. Pero no lo tengas en medio, ocupando espacio y la vista, generando desorden. Es mejor romper por el uso un par de zapatillas al año que guardar y guardar.

Comedor. ¿Cuánta gente come habitualmente en tu casa? ¿Cuántas sillas tienes? O compras de las que se pliegan, o asume que no vas a dar de comer a la comitiva real de embajadores. Fuera sillas. Economiza espacio, mesa extensible.

Navidad. Si no entra un árbol de Navidad en tu casa de esos enormes, no te preocupes. Los hay de los que se pegan en la pared, de fieltro, no ocupan espacio, y a los niños les encanta. No te obsesiones, asume tu realidad, y disfrútala.

Libros. ¿No te entran más libros? Invierte en librerías diferentes, por rincones, zonas altas, hileras por las puertas… A veces sólo hay que ver otros puntos de vista para encontrar el espacio que necesitas, que no tiene por qué ser siempre lo más a la vista y cercano. También puedes donar libros, enviar a una ONG, un centro social que los necesite, o dejarlos por zonas de paso habituales formando parte de la iniciativa internacional de compartir libros.

La experta en orden Vanesa Travieso nos da unos datos que te ayudarán a verlo mejor, “cada persona tiene en su casa 3.000 objetos. Cada persona. ¿Cuántas personas viven en la tuya? Hay que desapegarse de cosas: no funciona el secador, compramos otro, pero por si acaso… guardamos el otro. Y esto lo hacemos con un montón de cosas”. Además, nos da una clave que utiliza a menudo, “a la vista lo que disfruto, a mano lo que uso, y lo que no, que no me pese”, nos cuenta.

Publicidad