Novalife » Útil para ti

DECORACIÓN

Cómo colgar cuadros sin hacer agujeros

Decorar no es fácil si lo que buscas es colgar grandes cuadros, piezas, lámparas, incluso móviles o piezas artísticas. Pero, en ocasiones, se pueden utilizar otros métodos, o cambiar la perspectiva.

Poniendo cuadro

iStock Poniendo cuadro

Publicidad

De hecho, la clave a la hora de elegir colgar cuadros o grandes piezas sin hacer agujeros tiene mucho que ver con el peso de lo que elijas. Por lo que si eliges piezas grandes, tendrás que poner tacos sí o sí. Con su correspondiente taladro y tornillo.

Así que si de lo que hablamos es de decorar con piezas pequeñas, que pueden no llevar clavos ni es necesario hacer agujeros, tenemos algunas opciones que puedes tener en cuenta, que te pueden servir, pero debes tener presente el peso de lo que quieres colgar, y las paredes o cómo quieres decorar, si es tu vivienda habitual, es alquilada, o vas a cambiar a menudo las imágenes. Apunta:

-Blue Tack, es una masilla azul adhesiva reutilizable y sensible a la presión, fabricada y comercializada por la empresa Bostik. Se usa para pegar papeles, posters, sobre superficies lisas sobre todo, pero también puede servir para fijar otros objetos ligeros. Antes sólo había un color, el azul, pero actualmente hay una amplia gama de colores. En superficies porosas, después de dejar la masilla, puede dejar una ligera mancha que en muchos casos se elimina con quitamanchas, pero no siempre, por lo que si no es tu casa, o piensas decorar de muchas maneras, tenlo en mente.

-Silicona, pero no pistola selladora. No es apto para todas las texturas ni superficies pero puede ser una opción para cuadros pesados o espejos. Incluso lámparas. Eso sí, debes estar seguro de la localización porque es posiblemente de lo más firme que puedes hacer para fijar.

-Velcro. Sí, velcro de doble cara. El velcro es una buena opción para cuadros, fotografías, marcos, decoraciones… que no sean muy muy pesadas. Es muy fácil de decorar con esta técnica siempre que no quieras poner cuadros muy pesados. No dejan marca y puedes quitarlo y ponerlo donde quieras. Incluso se usa hasta para las cortinas.

Colocando cuadros | iStock

-Cintas de doble cara. Estas cintas adhesivas sirven para colgar cuadros pequeños, fotografías, espejos, objetivos decorativos sencillos… mira bien cuánto peso resisten para saber cómo decorar, porque no siempre es fácil y a veces los pesos no resisten lo que ponen y pueden caerse habitualmente.

-Apoyados en repisas, suelos, baldas. No siempre es necesario hacer agujeros en la pared, o colgar de un lugar determinado. También es bueno decorar de otra manera, como poner repisas y situar algún cuadro pequeño, o poner cuadros gigantes incluso en el suelo, hasta espejos para decorar en cualquier lugar. Incluso en muebles altos, encima del salón, puedes poner cuadros reposados, hasta de diferentes tamaños. En las cómodas de tus hijos puedes poner cuadros tuyos o clásicos e ir viendo cómo evolucionan ellos y la habitación para decidir qué hacer con ellos.

-Vinilos, a veces queremos ser más clásicos y colgar cuadros, fotografías, decoraciones variadas, pero es verdad que si cambias de perspectiva encuentras otras decoraciones y ahora hay muchas opciones de todos los colores, formatos y texturas. Si la pared es lisa, mejor que mejor. Si lo vas a poner en puertas, cristales, mamparas, es una buena opción elegir desde pequeños formatos a grandes si van incluso al techo, una manera de decorar que no estamos acostumbrados pero funciona muy bien a nivel estilo. O pintar grandes murales o escenas, que a veces se nos olvida.

-Celo, no es apto para todo, porque además te puede levantar la pintura, pero es muy sencillo sobre todo para niños pequeños, o muchas fotos, o posters de adolescentes.

-Corcho, no es lo más bonito del mundo, pero te puede servir para hacer composiciones decorativas.

-Un marco digital. Efectivo al máximo nivel, tendrás que elegir el lugar donde quieres ver las imágenes de paisajes, fotografías, o lo que quieras, y darle al play.

-Papel pintado. Si lo quieres es añadir estilo, color, otra forma a una estancia, se han vuelto a poner de moda, y más los recargados. Es una opción si no te pones de acuerdo en casa a la hora de colgar cuadros, no se ponen y punto.

Publicidad