Novalife » Útil para ti

FECHAS DE CADUCIDAD DE LOS PRODUCTOS

Cómo saber si tu bote de crema solar ha caducado o aún puede usarse

Durante el verano es habitual usar protección para cubrirnos de los rayos del sol. Sin embargo, muchas veces no llegamos a gastar el producto y lo guardamos para el verano siguiente. En este vídeo te enseñamos a distinguir entre la crema solar caducada y la que aún puede usarse.

Publicidad

Con cada cambio de estación variamos nuestras costumbres. Al llegar el verano, lo más normal es guardar nuestros abrigos y jerséis y sustituirlos por camisetas de manga corta y shorts. Además, si nos vamos de vacaciones a algún destino soleado, es inevitable estar expuestos a los rayos del sol. Por ello, las cremas con factor de protección son nuestro mejor aliado en verano. En este vídeo te enseñamos cómo saber si el bote de producto está o no caducado.

Más allá de desarrollar un cáncer cutáneo (melanoma), la exposición a los rayos del sol también puede hacer que nos salgan manchitas en la piel. No solo eso, la luz solar hará que la piel envejezca más rápido, perdiendo su elasticidad y adquiriendo una apariencia apergaminada.

Con la llegada del verano muchas personas desea lucir un buen bronceado, lo que hace que se expongan de manera elevada a los rayos del sol. Por eso es muy importante cuidarse en esta época del año. Por tanto, es útil saber distinguir entre una crema solar que se pueda usar de una donde la fecha de caducidad haya expirado.

La importancia del factor de protección solar

El factor de protección es otro de los datos a tener en cuenta cuando queramos usar crema solar contra los rayos ultravioleta. Dicho factor determina la eficacia de la crema solar y el tiempo que nuestro cuerpo va a estar protegido. Aunque no todas las pieles son iguales, y puede que unas necesiten más o menos protección que otras, siempre es importante cuidarse de la radiación ultravioleta.

Existen tres tipos diferentes de rayos ultravioletas: UVA, UVB y UVC. Los dos primeros son los únicos que consiguen penetrar la capa de ozono. Por un lado, tenemos los rayos UVA, que atraviesan la dermis e hipodermis, las capas media y profunda de la piel. Por otro lado, los rayos UVB solo llegan a la epidermis, la capa superficial. Sin embargo, los efectos de estos últimos son acumulativos, por los que son de los que más nos tenemos que cuidar.

Si vas a ir este año a algún destino soleado y quieres reutilizar algún producto de protección que ya habías comprado, es importante fijarse en su fecha de caducidad. En este vídeo te enseñamos si el bote de crema que tienes guardado aún sirve para protegernos de esta amenaza.

SEGURO QUE TE INTERESA:

¿Es malo usar crema solar de cuerpo en la cara?

Estas son las mejores cremas de mano según la OCU

Publicidad