Es probable que, al cocinar carne, ésta suelte mucha agua y pierda su jugosidad. Si quieres evitar que esto te suceda, no tienes más que seguir los consejos que te mostramos en el vídeotutorial.

Que la carne suelte agua al cocinarse es completamente normal, y no quiere decir que ésta sea de mala calidad o que haya sido tratada con hormonas o componentes artificiales. Lo cierto es que el problema de que la carne suelte agua suele ser culpa nuestra y de nuestra forma de cocinarla, así como del tipo de animal y músculo de la pieza.

Además, es muy común que en ocasiones este agua sea de color grisáceo, producto de las proteínas de la carne, por lo que si esto te pasa no tienes nada por lo que preocuparte, ya que no por eso la carne tiene que estar en mal estado.

El mayor inconveniente de que la carne suelte agua es, en realidad, que en lugar de freírse se cueza. Un verdadero incordio cuando queríamos hacer una comida en concreto o cuando el chuletón nos ha costado un ojo de la cara.

Lo bueno de ello es que, al menos, la carne cocida se puede aprovechar. Y pese a que no era lo que andabas buscando al empezar a cocinarla, siempre podrás buscar otra receta con la que poderla utilizar.

De todos modos, si no quieres que la carne te vuelva a soltar agua, te recomendamos ver el vídeo situado en la parte superior del artículo en el que te contamos una serie de consejos perfectos para que la carne no suelte líquido mientras la freímos.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Esta es la temperatura idónea a la que deberías programar tu nevera

Trucos infalibles para ahorrar tiempo en la limpieza de tu casa