Novalife » Útil para ti

CUENTAN CON MUCHAS PROPIEDADES

¡No las tires! Aprovecha las cáscaras de limón y de naranja con estos trucos

El limón y la naranja cuentan con una piel muy dura que no es comestible. En el vídeo encontrarás algunas ideas para utilizar las cáscaras antes de deshacerte de ellas.

Publicidad

Cuando pelamos un limón o una naranja únicamente aprovechamos la parte comestible. Sin embargo, la cáscara también es útil, por lo que es aconsejable conservarla. En el vídeo encontrarás algunos usos que poseen las pieles de estos cítricos.

La cáscara es la capa protectora de las frutas y los vegetales. En algunos alimentos tenemos por costumbre desprendernos de ella, sin embargo, es la parte donde se encuentran la mayor parte de los nutrientes. Por lo tanto, aprovecharlas trae múltiples beneficios a nuestro organismo.

Esta parte cuenta con multitud de factores favorables porque es la zona que más interactúa con el sol durante la maduración de la fruta, y la que más absorbe sus propiedades. Además, no solo se puede utilizar la piel del limón o la naranja. Por ejemplo, la cáscara de la piña tiene un alto poder diurético, puesto que se puede tomar en forma de té para calmar el estreñimiento. Por lo tanto, es posible aprovechar la parte exterior de multitud de vegetales.

¿Comerse la piel de las frutas y verduras es saludable?

La cáscara de algunas frutas no es comestible, como la del melón, el plátano o la sandía. Aun así, depende de cómo nos hayan educado en casa, estamos acostumbrados a pelar alimentos como la pera, la manzana o el melocotón, o a comerlos con piel.

En muchas frutas y verduras esta parte cuenta con un mayor número de propiedades que el propio alimento, ya que al recibir el sol desde el exterior, la piel es más rica en nutrientes. Además, las cáscaras poseen fibra, lo que ayuda a regular el intestino y eliminar toxinas.

Sin embargo, recuerda que no todas las cáscaras son comestibles, si el exterior es duro deberás pelarlas antes de comerlas. En el vídeo encontrarás cómo utilizar las pieles del limón y la naranja, puesto que no se pueden ingerir. Así conseguirás aprovechar los nutrientes que poseen.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Cáscaras de huevo: aprende a cocinarlas para aprovechar su calcio

El curioso motivo por el que las naranjas y las mandarinas se venden con una malla roja

Publicidad