Perder peso supone muchos beneficios para el cuerpo, siempre que se realice de una manera sana y, como en todo, no en extremo, pues en el momento en que se convierte en una obsesión, no es positivo. Pero, cuando adelgazamos, ¿qué pasa con la piel? Si el cuerpo ha sufrido una rápida pérdida de peso, entonces se genera un exceso de piel y esta queda colgando. En este vídeo te damos las claves para que eso no ocurra y tu piel se adapte al cambio de volumen.

Eliminar el exceso de grasa del cuerpo es muy recomendable para que este se mantenga activo y saludable. Sin embargo, alcanzar el peso ideal supone constancia, cambio de hábitos y fuerza mental. A veces resulta complicado pero no hay nada como persistir para alcanzar un objetivo, siempre que los medios que busquemos para lograrlo sean sanos, tanto física como psicológicamente. En los momentos difíciles debes recordar que todo esfuerzo tiene su recompensa.

Sin embargo, ante un adelgazamiento brusco, ya sea por elección propia o por causas ajenas, como una enfermedad, ¿y la piel? Si está muy adaptada a tu volumen corporal, cuando este disminuya de una forma muy rápida, puede que no le dé tiempo a adaptarse a tu cuerpo, al resultarle difícil asimilar el brusco cambio. Entonces se genera un exceso de piel flácida que colgará por tu cuerpo y que necesitará reafirmarse. Parece algo imposible, pero no lo es.

La piel agradece cuando el cuerpo adelgaza: se beneficia, pues disminuye la probabilidad de que aparezcan problemas como la celulitis, las estrías, la foliculitis, y más problemas relacionados con el sobrepeso. Si el objetivo es alcanzar el peso ideal, hay muchas maneras de hacerlo. Unas son más rápidas, con efectos inmediatos, y otras más lentas, constantes y duraderas. Pero de seguro que implica un cambio en la dieta y una mayor actividad física.

En este vídeo te damos las claves para cuidar tu piel a la vez que bajas de peso. ¿Cómo se va a poder empequeñecer la piel si ya ha sido destensada? El efecto es similar al de una goma de pelo cuando pierde su elasticidad. Sin embargo, en este caso hay soluciones para que las lleves a cabo tu mismo en casa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

15 minutos de ejercicio que transformarán tu cuerpo si los realizas cada mañana al levantarte

Errores que cometes en tu dieta y que deberías erradicar cuanto antes

Una receta sencilla para hacer palitos de queso fundido sin gluten y sin lactosa