A todas nos gusta que cuando llegan esos momentos en los que tenemos que fabricarnos algún disfraz queremos que sean lo más conseguido posible. Pero claro, en muchas ocasiones no sabemos, ni tenemos las nociones básicas para realizarlo.

Uno de los aspectos clave para que nuestros disfraces alcancen un nivel más está en el maquillaje, y es que la customización es básica en estos casos. Por ello, en el vídeo de arriba podrás ver la manera más fácil y sencilla para crear tu propio latex casero.

Además, te especificamos a continuación los pasos para llevarlo a cabo.

Ingredientes:

Cola blanca infantil (para que no te dañe la piel)

Papel de concina

Harina

Agua

Base de maquillaje

Método:

Para comenzar, hacemos una mezcla con dos cucharadas de harina, una buena cantidad de cola blanca y agua, de manera que quede un poco líquida. Después, añade unas gotas de maquillaje para darle color de piel.

En este caso, lo que vamos a crear con el latex casero es una herida, aunque son muchas las opciones que puedes hacer a raíz de esto. A continuación, con un pincel cualquiera vamos a aplicar un poco de la mezcla en el lugar donde quieras la herida. Sobre la mezcla añade trozos de papel, deja que se seque y vuelve a aplicar la mezcla sobre el papel.

Repite el proceso todas las veces que quieras teniendo en cuenta que cuantas más capas quieras más profunda será la herida.

Cuando esté todo seco rompe con ayuda de unas pinzas las capas en la zona central para darle forma.

Para terminar procede a pintar la herida a tu gusto. Un ejemplo es que empieces con el color negro como base, después pases al rojo para simular sangre y, por último, mezcla los colores como quieras para obtener un efecto más realista.