Si has notado que las pestañas se te caen muy a menudo, y han perdido volumen y longitud, te recomendamos seguir los consejos que se muestran en el vídeo situado en la parte superior.

La caída de pestañas es muy habitual, más si acostumbras a ponerte rímel muy a menudo, debido sobre todo a distintos factores medioambientales que provocan este desprendimiento. Si la pérdida de pestañas es considerable, podrías arriesgarte a coger alguna infección de ojos, ya que la función de éstas es la de protegerlos.

Al pestañear, estamos evitando de forma involuntaria que se introduzcan en nuestros ojos cuerpos extraños, sudor o polvo. Asimismo el pestañeo nos protege contra el sol y la sequedad. Las pestañas toman un papel importante en este acto, debido a que sin ellas estaríamos más expuestos a contraer cualquier infección. Es por ello que su cuidado se hace imprescindible.

Por otro lado, las pestañas son un elemento esencial a la hora de favorecer la mirada, razón por la cual las extensiones de pestañas se han vuelto tan famosas. Y no es de extrañar, ya que unas pestañas largas y voluminosas mejoran mucho una cara e intensifican increíblemente la mirada. Pero estas pestañas postizas podrían reforzar también a una mayor pérdida de pestañas, debido a que el pegamento que se coloca en la raíz provoca un debilitamiento de los pelos propios.

Con los trucos que te mostramos en el vídeo superior, conseguirás reforzar la raíz de tus pestañas, evitando que éstas se caigan tan frecuentemente. Además, ganarán un mayor volumen y luminosidad, volviéndose más largas y bonitas, sin tener que recurrir a extensiones o rímel para destacar tu preciosa mirada.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Prepara tu cuerpo para que los excesos navideños no se noten

Estas son las mejores cremas de mano según la OCU