Mejora el deseo sexual

Mejora el deseo sexual

Todo lo que necesitas saber sobre la Viagra femenina

Hace tres años, el Santo Grial para las mujeres con bajo deseo sexual parecía haber aparecido por fin. Una pequeña pastilla rosa llamada Addyi (pronunciada add-ee) y erróneamente apodada ‘Viagra femenina’ fue la primera medicación con receta médica aprobada por la Administración de Medicamentos y Alimentos para ayudar a revitalizar el apetito sexual de las mujeres.

Pareja en la cama
Pareja en la cama | iStock

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid | 28/08/2018

Pero días después de que Addyi obtuviera la luz verde, su laboratorio, Sprout Pharmaceuticals fue adquirido por otra gran empresa, y el interés por la pastilla rosa disminuyó. Factores como el alto precio del medicamento y la falta de conocimiento sobre el mismo por parte de los médicos hicieron que fuera difícil conseguirlo. Sin contar con que tan sólo el 10% de las farmacias lo mantienen en inventario.

Pero este verano la situación ha cambiado drásticamente. Cindy Eckert (antes Whitehead), cofundadora de Sprout y directora ejecutiva de The Pink Ceiling, una incubadora de start-ups femeninas, vuelve a estar a cargo de Addyi después de una serie de disputas legales. La empresa lo ha relanzando a un precio más bajo (alrededor de 85 euros) y lo ha empezado a distribuir de manera más accesible a través de la telemedicina, es decir, la prestación de servicios médicos a distancia que está revolucionando el mundo de la salud. Su objetivo es garantizar que todas las mujeres tengan acceso a este tratamiento porque, aseguran, no es cierto que ellas no tengan deseo sexual como ellos ni que ese sea su estado natural. La salud sexual femenina merece la misma atención que la masculina. Y la mujer tiene el mismo derecho a mejorarla si lo cree necesario.

¿PARA QUIÉN ESTÁ RECOMENDADO?

Addyi está diseñado para ayudar a 1 de cada 10 mujeres que sufren un desinterés prolongado en el sexo sin razón aparente (que no estén deprimidas y que sus parejas sigan teniendo deseo hacia ellas). La afección se denomina trastorno de deseo sexual hipoactivo (TDAH), y el fármaco está destinado a mujeres que, antes de llegar a la menopausia, sufren un trastorno del mismo y reportan estrés emocional debido a esta falta de libido. Sin embargo, no todas las pacientes son mujeres casadas de mediana edad. Las jóvenes de entre 20 y 30 años, emparejadas o solteras, se ven afectadas de manera similar y pueden tener una caída emocional más intensa que las anteriores según qué situación.

Mujer tomando pastilla | iStock

¿CÓMO FUNCIONA?

Los expertos consideran que las mujeres con este síndrome tienen un desequilibrio entre la dopamina y la norepinefrina, los neuroquímicos que hacen que las mujeres anhelen el sexo y la serotonina, que hace lo contrario. En estos casos, tomar a diario Addyi, como si fuera la píldora o un antidepresivo, puede ayudar a modificar esos químicos cerebrales sin reactivar los órganos sexuales por sí mismo (a diferencia de la Viagra, que provoca una acumulación de sangre en el pene). Y es que se la compara con la famosa píldora azul, pero hasta ahí llega el parecido. Mientras la Viagra ayuda a los hombres a alcanzar una erección o tratar ciertas deficiencias de testosterona, Addyi se centra en aumentar el deseo sexual, algo que no ha hecho ningún medicamento hasta ahora, ni para hombres ni para mujeres.

¿DE VERDAD DA RESULTADO?

Los efectos reales de Addyi han sido desde sus inicios un tema de debate. Un estudio de 2013 aseguró “mejoras significativas” en el deseo, mientras que otro muy publicitado de 2016 informó de "una mejora mínima". En este último, las mujeres encuestadas tenían solo un encuentro sexual satisfactorio cada dos meses. Lo cierto es que alrededor del 40% de las mujeres con TDAH no responde en absoluto a Addyi, pero las que lo hacen pueden ver resultados mucho mejores que los que refleja el informe anterior. Una mujer que responda bien al tratamiento puede tener un acercamiento sexual pleno por semana. Y aunque este resultado pueda sonar decepcionante a determinadas personas, cuando se empieza sin deseo sexual alguno, es realmente un gran avance.

¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?

Al igual que muchos medicamentos de este tipo, Addyi tiene efectos secundarios potenciales que incluyen fatiga, náuseas, presión arterial baja y mareos. Muchos de ellos incrementados por el alcohol, por lo que se aconseja a las pacientes no beber durante el tratamiento. Si vas a tomar más de dos copas una noche, conviene que no te tomes la pastilla ese día, ya que la interacción de ambas sustancias puede provocar la bajada de la presión sanguínea y la pérdida del conocimiento. Entre los medicamentos con los que no debe combinarse están los antimicóticos, unos fármacos de uso muy común para tratar infecciones por hongos.

¿DÓNDE PUEDO CONSEGUIRLO?

La Administración de Medicamentos y Alimentos ha agrupado a Addyi en la misma categoría que algunos antipsicóticos y se le ha otorgado una designación especial que requiere que los médicos y las farmacias estén certificados antes de distribuirlo. Las mujeres que no dispongan de seguro de salud, o para aquellas que no se sientan cómodas hablando de su deseo sexual con su médico de cabecera, puede contactar online con un médico a través de addyi.com, quien puede recetarles el medicamento.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.