Novalife » Sexualidad

SEQUÍA SEXUAL

Sexo y autoestima: ¿por qué ya no pienso en hacerlo?

La falta de ganas de tener relaciones sexuales está íntimamente ligada con la baja autoestima. Hablamos con una especialista para descubrir qué podemos hacer al respecto.

Sexo y autoestima: ¿por qué ya no pienso en hacerlo?

iStock Sexo y autoestima: ¿por qué ya no pienso en hacerlo?

Publicidad

Según una encuesta realizada a 300 mujeres, solo el 30% afirmaba sentirse 100% satisfecha con su vida sexual. La mayoría compartían sentirse con baja autoestima y seguridad sexual, independientemente de su edad.

Son cifras recopiladas por Nayara Malnero, psicóloga especializada en psicología general, sexología y terapia de pareja, a partir de una encuesta entre sus seguidoras, de los que también surgieron otros datos escalofriantes como que más del 55% de estas mujeres afirmaban estar preocupadas por su deseo sexual, ya que generalmente era muy bajo.

¿Cuál es el problema? ¿Por qué tantas mujeres dejar de pensar en el sexo? Esta especialista nos lo explica.

“Se nos ha educado para no disfrutar y para no ser sexuadas”, expone. “Además, pensamos que es normal no disfrutar o no tener ganas. Normalizamos el ‘no tener tiempo’ para nosotras o para nuestro placer. Estamos a mil cosas a la vez, somos mujeres multitarea, no nos concentramos ni en el sexo”.

Pero también existe otra razón de peso para que se nos quiten las ganas de tener relaciones sexuales: “No sabemos lo que nos gusta o, aunque lo sepamos, no nos comunicamos bien con nuestras parejas. Tenemos muchos más complejos e inseguridades, sobre todo físicas. A veces queremos que todo esté perfecto para disfrutar del sexo y, sencillamente, eso es imposible”, reconoce Malnero.

Recuperar la confianza sexual

Además de sentirte bien con tu cuerpo, existen otros signos que manifiestan si has perdido la confianza sexual. Aquí tienes unas pautas para recuperarla:

- Convéncete de que mereces placer. Una persona sexualmente segura sabe que puede experimentar placer y alegría.

Tristeza
Tristeza | iStock

- Comprende y comunica tus propios deseos sexuales. Saber con lo que disfrutas en la cama y ser capaz de pedirlo es un signo de confianza sexual.

- Entiende y escucha a tu pareja. La confianza sexual es escuchar activamente las necesidades de la persona que tienes al lado. Es respetar sus deseos y reconocer que pueden ser diferentes a los tuyos.

- Establece y acepta límites. Una persona sexualmente segura sabe cómo y cuándo poner límites y también aceptar los de los demás.

5 consejos para aumentar la autoestima entre las sábanas

1. Descubre lo que le atrae y lo que te interesa a nivel sexual probando otros estilos de masturbación o incluso otras parejas, y observa cómo responde tu cuerpo.

2. Siente curiosidad por lo que sucede en tu cuerpo y en tus experiencias sexuales. Cuando dejas a un lado los prejuicios te permites disfrutar, sentirte satisfecha y confiada.

3. Reconoce que la educación tiene parte de culpa. Se nos enseña que lo sexy no está bien visto. Aprendemos e internalizamos cosas como la gordofobia, la discapacidad y la discriminación por edad. Todos estos mensajes nos inculcan creencias limitantes sobre cómo debemos sentirnos acerca de nuestros cuerpos, como seres sexuales y como cuerpos que merecen placer.

4. Practica la atención plena en tus relaciones, notando y dando cabida a los pensamientos a medida que entran y salen de tu mente. Este ‘trabajo de campo’ te ayudará a entender qué es lo que te resta confianza.

5. Aprende a comunicar lo que quieres con las personas con las que tienes relaciones sexuales. Sé directa, usa el lenguaje corporal, guía con tus manos o usa sus manos si hace falta.

Publicidad