No lo permitas

No lo permitas

6 señales que confirman que tienes un/a amante egoísta

Porque un amante no es bueno solo por ser amante, es necesario que sepa dar y recibir, y no todo/as saben hacerlo. Si tu amante cumple 4 de estas 6 señales: tienes un amante egoísta.

Pareja discutiendo
Pareja discutiendo | iStock
Melanie Quintana
  Madrid | 24/05/2019

Si estás aquí es porque realmente quieres confirmar si tu amante es egoísta o no. ¡Bien! Intentemos aclarar tu duda para que tomes cartas en el asunto, te sientes delante de él/ella, le mires a los ojos y le digas: necesito que pienses más en mí cuando estamos en la cama.

Y no solo porque alcance primero el orgasmo o no te de a ti ese gusto, recordemos antes de nada que el orgasmo no siempre es la meta ni el objetivo final de un encuentro. El disfrute se puede dar a lo largo de todo el tiempo que estéis compartiendo juntos. Es más, muchas veces, el estar pensando que tienes que llegar a explotar o provocar que tu pareja explote puede centrar tu atención en ese objetivo y dejar de disfrutar del encuentro, haciendo que inconscientemente el acto en sí no sea disfrutado ni por un lado ni por el otro.

Esto va más allá, un/a amante egoísta puede serlo por muchas razones:

1. Se olvida de que tú también quieres disfrutar: te darás cuenta de este detalle en cuanto veas que se deja de preocupar por ti, por tus ritmos, por mirarte, por recordar que es un juego entre lo/as dos. No siempre es malo que en algún encuentro uno/a de lo/as dos se deje llevar por la euforia y arrastre al otro a convertirse en un objeto sexual. De hecho, puede ser muy excitante. El problema está cuando siempre es así, cuando pierdes tu condición de sujeto.

2. Termina y se va: ¿perdón? Puede que cuando tengas una relación casual o que alguno de los dos tenga prisa porque el momento que habéis elegido no da para mimos, caricias o conversaciones, esto suceda, pero si se convierte en un habitual tienes en problema.

3. Está dispuesto/a a recibir sexo oral, pero no a dar: no siempre se tiene que dar o hacer sexo oral en un encuentro, pero si tu amante te exige (a veces de manera sutil, pero te exige) que le des placer de esa manera y luego no te dedica tiempo a ti, a tu disfrute, a tu goce… puede que también tengas que tachar esta casilla y sumar un punto más en las señales de que es egoísta.

Pareja en la cama | iStock

4. Cero esfuerzo: mientras yo disfrute a ti que te den, y nunca mejor dicho. Cada pareja tiene una lista de posiciones sexuales que les funcionan y con las que saben que pueden llegar a excitarse más rápido o alcanzar el orgasmo. Lo que hace a un/a amante egoísta es no estar dispuesto/a a probar las propuestas de su compañero/a en base a su comodidad y disfrute. No tener en cuenta que la otra persona tiene apetencias y gustos diferentes y que no siempre tiene que estar por delante tu comodidad, pues si no, puede llegar a ser bastante egoísta. Y más si encima se enfada cada vez que propones cosas nuevas.

5. Deprisita que si no me enfado: parece mentira, pero es muy habitual que haya personas que si no terminas en el tiempo que ello/as consideran que es el adecuado para terminar el encuentro (en el caso de que la meta sea el orgasmo), se cabrean y te lo echan en cara. Como si lo más satisfactorio fuera el sexo rápido y sin ninguna preparación todo el rato. Porque para ello/as lo más importante es acabar.

6. Se duermen de inmediato: es decir, termino y a dormir. Al tener orgasmos o una actividad satisfactoria activas áreas del cerebro que te inducen a relajarte y como consecuencia puedes llegar a alcanzar el sueño con mayor rapidez, pero si todos los encuentros que tienes con esa persona terminan de la misma manera puede que esté dejando de pensar en ti para pensar en su propia necesidad: dormir.

Insisto, todas ellas se tienen que dar de maneta habitual o casi siempre para llegar a considerar a alguien egoísta en la cama, es decir, si 8 de cada 10 encuentros esto sucede así y no es por ti, ni porque te guste que esto suceda así, ni porque lo habéis pactado, ni porque es un juego entre los dos; si es alguien que comparte tiempo contigo habitualmente y no un amante esporádico, y cumple 4 de las 6 señales, lo más probable es que SÍ, tengas un/a amante egoísta en la cama.

Los mas vistos

Hogarmania

Decoración con madera reflotada o driftwood

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.