Novalife » Sexualidad

NUEVA NORMALIDAD

¿Qué le ocurre a nuestro cuerpo si no tenemos sexo?

La distancia social está imperando en esta “nueva normalidad”. Mucho/as ya se están mentalizando que en los próximos meses no tendrán tanto sexo como les gustaría salvo si eres del mismo grupo familiar o solo si tienes un grupo de amigos cerrado.

Publicidad

Olvidaros de una cita romántica con algún desconocido en la que ardierais y acabarais enredando vuestros cuerpos en sexo desenfrenado. La Covid ha traído una “nueva normalidad” en la que las restricciones por parte del gobierno a la hora de mantener encuentros, la sanidad con sus recomendaciones o los medios de comunicación con sus deberes, han conseguido pautarnos a la hora de desear encontrarnos y amarnos.

Sin embargo, por ganas no será. Tinder está que echa fuego, nuestros cuerpos nos están pidiendo a gritos sentir, explorar, jugar con otros, y las restricciones cada vez son mayores. Situación que nos lleva a pensar y a plantearnos qué le puede ocurrir a nuestro cuerpo si alargamos más tiempo el hecho de no follar con nadie.

De hecho, un estudio publicado por el Instituto Kinsey titulado “Sexo y relaciones en la época de COVID-19” afirma que el 44% de lo/as encuestado/as vieron como su vida erótica y sexual disminuyó notablemente y un 30% argumentó que esto también pasaba incluso si tenían una relación o estaban viviendo con sus parejas.

¿Por miedos, por pautas o por falta de deseo? ¿Qué nos está pasando? Lo que sí se ha comprobado es que se está perdiendo libido y atracción sexual por otros. Nos están quitando el juego. El poder ligar como lo hacíamos antes y esto está provocando que nuestro cuerpo olvide cómo se hace o qué sentía al hacerlo.

Porque si pierdes la costumbre, también las ganas, o eso dice la ciencia. Por eso es muy importante cuidarnos, hacer que nuestro cuerpo no olvide el deseo. Auto complacernos puede ser una de las opciones. Darnos placer, hacer que nuestro cerebro no olvide. Mantener nuestra presión arterial estable. Pues eso es otro de los efectos que se produce en nuestro cuerpo al no mantener relaciones sexuales.

Mujer aburrida | iStock

Un estudio publicado en 2006 por la revista médica “Biological Psychology” descubrió que las personas que tenían relaciones eróticas regulares poseían niveles más bajos de presión arterial y que el simple acto de forma repetida bajaba la respuesta fisiológica de del cuerpo al estrés.

Es más, fue la neurocientífica Debra W. Soh quien explico en una entrevista que cuando teníamos un orgasmo eran las endorfinas liberadas las que provocaban que tuviéramos un mejor estado de ánimo. Aunque, eso sí, las personas que se creen que el sexo es el sustituto a una terapia y no se preocupan en descubrir de dónde viene esa ansiedad y la depresión, la llevan clara.

Incluso nuestro sistema inmunológico se puede ver afectado y en consecuencia más vulnerable. Según un estudio publicado por la Universidad Bloomington de Indiana es más probable que se pueda coger una enfermedad y/o infección si privamos a nuestro organismo de los beneficios que le da practicar sexo.

La ciencia nos ha dado datos muy curiosos al respecto, pero uno de los más interesantes sin duda es el aportado por la Universidad de Maryland, quienes han demostrado que practicar sexo hace aumentar el crecimiento de las neuronas en el hipocampo del cerebro, donde se forman los recuerdos a largo plazo. Al hacer un experimento con ratones y ratas descubrieron que su rendimiento mental era mejor y que aumentaba la neurogénesis (la producción de nuevas neuronas).

Publicidad