Novalife » Sexualidad

Aprende a conocer tu cuerpo

¿Qué es esta mancha que tengo en las bragas?

¿Sabes que ese fluido que se queda en tu ropa interior puede darte una pista de tus días fértiles y ayudarte a controlar tu ciclo de una manera más consciente? Es el moco cervical y así es como debes interpretarlo.

Inspeccionando las bragas

iStock Inspeccionando las bragas

Publicidad

A veces vemos que sobre las bragas se queda una marca de un fluido blanco y espeso, otras veces tiende a ser más líquido y resbaladizo. Es el moco cervical, que determina en qué fase del ciclo estamos y puede ser un método natural de fertilidad. Los métodos naturales no son los más recomendables ya que es necesario conocernos muy bien para poder usarlos sin riesgos, pero pueden ser una buena manera de saber cómo funciona nuestro sistema reproductivo y orientarnos a la hora de conocer nuestras fases fértiles.

“El moco cervical es la secreción que se produce en las criptas del cérvix o cuello uterino. Es una secreción más o menos fluida que cambia de composición según el momento del ciclo menstrual y bajo la influencia de las hormonas” explica Laura Cámara, enfermera especialista en ginecología y obstetricia, sexóloga experta en salud sexual y menstruación y responsable de Ginesex. Nos aclara que “El moco cervical tiene varias funciones diferentes dependiendo del momento del ciclo. De manera que en la fase fértil el moco es acuoso, fluido y más líquido para facilitar el ascenso de los espermatozoides al útero. Y en la segunda fase del ciclo, ese moco se vuelve más espeso, para taponar el cérvix. Esto tiene una función de protección del útero frente a infecciones. Por ejemplo, en el caso de que haya fecundación del óvulo”.

Ahora, cuando al bajarnos la ropa interior veamos ese círculo blanquecino sobre la tela, ya sabremos cómo interpretarlo. Pero, sin embargo, muchas veces esa pequeña mancha puede no ser moco cervical, sino lubricación a causa de haber estado en una situación de excitación sexual. Para diferenciar la lubricación del moco cervical la experta matiza que la primera “Es algo que aparece en respuesta a la excitación o incluso a un estímulo físico en los genitales. El moco es algo que está ahí todos los días, en cualquier momento. Sólo hay que aprender a reconocerlo e identificarlo”. Es decir, que el fluido que tocamos diariamente es el moco cervical en sus diferentes texturas y la lubricación es algo puntual que surge tras una estimulación.

Fases del moco cervical

En la teoría parece fácil. Tan solo tenemos que observarlo y según su textura, significará que estamos en una fase u otra, pero en la realidad y si no estamos acostumbradas a tocarlo y mirarlo, saber cuál es exactamente la fase es un poco más complicado. Por ello, Cámara matiza tres fases a tener en cuenta.

- “Tras la menstruación, el moco es casi inexistente. Hay una fase seca”.

- “Cerca de la ovulación empieza a aparecer, y cuanto más cerca de la ovulación, será más líquido y fluido”. El PH incrementa hacia la neutralidad lo que significa que reduce la acidez y es más elástico. Esto permite a los espermatozoides pasar a través del cérvix a las trompas de Falopio. Dos o tres días previos a la ovulación el moco cervical forma hilos elásticos como los de la clara de huevo”.

Bragas sucias | iStock

- Tras la ovulación la parte más interna de la vagina es bloqueada por un tapón de mucosidad, un moco ácido y espeso que sirve para prevenir alguna infección. En esta fase el moco cervical es escaso, blanquecino o transparente, de textura líquida o pegajosa. “Vuelve a espesar o incluso a notar ausencia de ese moco. Días antes de la menstruación podemos notar un ligero aumento de moco más fluido”. Según pasan los días, el cuerpo se prepara para la posible implantación de un embarazo. La consistencia del moco se transforma en más elástico y mayor cantidad. Aparece un grumo de color opaco y de consistencia densa y elástica que el moco fértil. Es el tapón que ha hecho las funciones de protector de la entrada al orificio uterino durante la fase folicular.

Es importante conocer cómo funciona el moco cervical porque “Sus cambios son una prueba de nuestros cambios hormonales. Estos cambios debemos verlo como parte de nuestra normalidad, de nuestra fisiología. Y observar estos cambios nos ayuda a entendernos y a entender nuestra fertilidad. También a correlacionar esos cambios de moco cervical con otros cambios por ejemplo de humor, de concentración o de deseo sexual”, añade la sexóloga.

Fertilidad natural

A la hora de buscar un embarazo, además de abandonar los métodos anticonceptivos que estemos utilizando, comenzamos a indagar más sobre cómo funciona nuestro aparato reproductivo para conocer y controlar los momentos más idóneos para concebir. De repente nos vemos controlando la temperatura basal, haciendo gráficas de nuestros ciclos menstruales y registrando cada cambio que sentimos.

¿Puede el moco cervical ayudarnos en esta tarea? La respuesta de Cámara es positiva. “Se puede usar. El registro debe hacerse previo estudio y comprensión del moco. Se registra en una gráfica. Se puede registrar solo los cambios de moco o también otros como la temperatura o la posición y apertura del cérvix. Este aprendizaje es maravilloso. Las claves para hacerlo bien simplemente ponerle atención y tener información de calidad. Las mujeres debemos ser transmisoras de este conocimiento”.

Para saber cómo es exactamente nuestro moco cervical la experta nos anima a que “Lo observemos en nuestras bragas, en las sensación que tenemos en la vulva o incluso introducir los dedos en la vagina y buscar este moco”. Es muy sencillo. Con las manos limpias introduce los dedos por la vagina y con el dedo índice y pulgar coge una muestra. Al tenerlo entre tus dedos verás la consistencia que tiene.

No es seguro usarlo como método anticonceptivo ya que se necesita de mucho conocimiento sobre nuestros cuerpos. “Los métodos naturales de contracepción necesitan un aprendizaje largo y profundo. El método más recomendado es el sintotérmico, que combina el moco con la temperatura. Y tras el estudio y entreno en el método se podría usar como método anticonceptivo. Pero es fundamental el auto conocimento durante un tiempo y con ayuda al principio” aclara. Además añade que “el hecho de necesitar un tiempo de aprendizaje y autoconocimiento ha servido para desprestigiar y rechazar su uso. Pero esta condición representa a la vez una ventaja y una oportunidad fantástica para aprender de una misma. Una mujer que quiere usar este método debe saber que tras este periodo de aprendizaje es un método totalmente válido y que puede fallar igual que cualquier otro. Mi opinión es que cada mujer debe asumir el método que le parezca mejor y más adecuado para ella. Sin verse juzgada por ello”.

Publicidad