Mejor prevenir que curar

Mejor prevenir que curar

¿Se puede tener sexo con una infección urinaria?

Si sientes el fuego subiendo por tu entrepierna y el impulso incontrolable de ir constantemente al baño, acéptalo: tienes una infección bacteriana del tracto urinario o ITU. Si tienes o has tenido una, bienvenida al club. Entre el 40% y el 60% de las mujeres padecen este tipo infecciones al menos una vez en su vida y una cuarta parte las tiene de manera recurrente, según los Institutos Nacionales de Salud.

Mujer con dolor
Mujer con dolor | iStock

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid | 15/06/2018

¿Por qué es más común en mujeres que en hombres? Te preguntarás. Pues muy sencillo, por proximidad. Las mujeres tenemos la uretra más corta, es relativamente más sencillo que las bacterias del recto, como la E. coli, generen una infección.

A pesar de que los síntomas de una ITU son lo suficientemente molestos como para que se te quiten las ganas de fiesta, quizás te estés preguntando si en tales condiciones puedes tener relaciones sexuales. Esto es todo lo que debes saber si te niegas a cerrar el chiringuito por enfermedad:

¿Puede el sexo empeorar la infección?

Lo sentimos, pero así están las cosas. Aunque quieras seguir jugando a ser la diosa del Olimpo entre las sábanas, vas a tener que olvidarte del sexo por el momento. Digamos que la cosa puede ir de mal en peor si lo haces con una infección urinaria. No sólo esta podría empeorar sino que las bacterias que causaron el contagio en un primer momento y que ya deberían estar remitiendo con su consecuente tratamiento, podrían volver a encontrar un caldo de cultivo apetecible en tu vagina. Eso sin mencionar que lo más probable es que el sexo con UTI no te resulte precisamente placentero. De hecho, podría ser incluso doloroso. Ten en cuenta que

la vejiga se encuentra justo encima de la vagina, y cualquier presión contra ella mientras está infectada puede causar dolor.

¿Puedes contagiar a tu pareja?

No, las infecciones urinarias no son contagiosas. Dicho esto, no está de más mencionar que las ETS muchas veces se diagnostican erróneamente como infecciones urinarias en un primer reconocimiento, pues los síntomas a menudo son similares. Como ya sabrás, las ETS se transmiten por vía sexual. Si no tienes esto claro, podrías pensar que has ‘contagiado’ una ITU a tu pareja (o ella a ti), cuando en realidad se trata de clamidia o gonorrea. Una segunda revisión aclarará tus dudas.

Dolor | iStock

Entonces, ¿cuándo puedes hacerlo otra vez?

Primero, consulta a tu médico. Sólo él puede analizar tu orina para confirmar si se trata de una infección y, según los resultados, recetarte un antibiótico para acabar con el problema. Una vez que el tratamiento ha finalizado y ya no tienes más síntomas, será seguro volver a tener relaciones sexuales. No desesperes. Por lo general, el proceso no suele durar más de una semana. Si al acabar con los antibióticos sintieras dolor intenso o ardor durante el sexo, podría ser una señal de que la infección no se ha ido del todo. Cuidado con esto.

¿Cómo asegurarte de que nunca vuelva a suceder?

Procura no tener nunca sexo vaginal inmediatamente después del sexo anal. Y tampoco está de más asegurarte de que tu pareja no roce el área anal durante las relaciones sexuales, pues esto puede ayudar a propagar las bacterias.

Probablemente también hayas oído que debes orinar después del sexo para eliminar cualquier bacteria persistente. En realidad no se ha demostrado que esto reduzca el riesgo de una ITU, pero hacer pis tras el coito no hace daño a nadie.

Si eres propensa a contraer infecciones urinarias, habla con tu ginecólogo o con tu farmacéutico de confianza sobre algún tipo de tratamiento preventivo contra este tipo de bacterias. Existen remedios naturales que son capaces de proteger la pared de la vejiga de estos obstinados bichitos y volverás a tener vía libre para hacer con tu cuerpo lo que te placa.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.