Del pijama a la desnudez

Del pijama a la desnudez

10 prendas que los tíos usan para acostarse (y lo que dicen de ellos)

Ellos mismos dicen que la ropa hace al hombre, y aunque no se refieren precisamente a los pijamas, lo cierto es que el pijama también es ropa. Por lo tanto, lo que los tíos eligen para dormir también habla (y mucho) de su personalidad.

Hombre durmiendo
Hombre durmiendo | iStock
Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid
| 25/12/2018

Boxers sin camiseta

Es muy habitual, sobre todo en verano. Dormir en calzoncillos cómodos y elásticos sin nada arriba es lo que mayoría de los hombres acaba haciendo porque al fin y al cabo es barato, fácil y práctico. Suele ser un tipo joven (de edad o de espíritu), pragmático y despreocupado. De los que no pierden el tiempo con bobadas. Y eso incluye comprar pijamas.

Boxers y camiseta

Ok, es básicamente el mismo tipo que el anterior, excepto que este no coge frío por la noche.

Ropa vieja de gimnasia

Todavía no le importa lo que deba o no ponerse para ir a la cama, así que opta por darle una nueva vida a las prendas que ya no usa para salir a la calle. Muy apañado, ¿no? Puede que tenga cosas más importantes en las que pensar y sea de los que reciclan o que le coja cariño a aquello que le han hecho sentir bien. Como ese pantalón gastado del equipo de baloncesto de la universidad o (ojito) esa primera chica que le rompió el corazón.

Solo una camiseta y nada abajo

Si te quedas a dormir en casa de un hombre por primera vez, y ese hombre llega a la cama con tan sólo una camiseta y sus partes al aire, corre. Ningún adulto hace eso. Dormir desnudo es una cosa, pero ponerse solo una camiseta es, cuando menos, desconcertante. Encuentra una excusa para salir de allí, y hazlo rápido.

Un albornoz de los caros

Este tipo sabe lo que hace y le queda muy poco por conseguir en la vida. Si no sólo tiene un elegante albornoz en la habitación sino que se atreve a pasearse con él mientras tú estás delante, ten por seguro que ya se le ha pasado por la cabeza pedirte matrimonio.

No uno, sino dos albornoces

Dos albornoces maravillosos. A juego. Uno para él y otro para ti. Sólo hay una explicación para eso, tiene planeada toda su vida contigo. A no ser que esa otra prenda haya estado siempre ahí y la use con todas sus conquistas. Disfruta de la velada pero activa la alerta donjuán, por si las moscas.

Pijama | iStock

Un bonito pijama

Este quiere llegar a ser el tipo del albornoz de calidad, pero aún le queda un poco para lograrlo. Tiene sueños y aspiraciones. Es impulsivo y está motivado. Es maduro y sabe que un día tendrá esa bata (o esas dos batas) colgada detrás de la puerta. También puede ser que le resulte cómodo dormir en pijama pero, aún así, ya es algo más interesante que la mayoría.

Nada

Hay mucho que decir aquí. Dormir desnudo significa que está cómodo con su cuerpo y eso es genial. También (con suerte) puede indicar que cuida su higiene íntima. De lo contrario, no dejaría que su trasero sudase bajo la sábanas durante ocho horas, ¿no?

En vaqueros

O está tan borracho que no se entera de lo que pasa, tan cansado que no le importa nada más que dormir… o es un psicópata. Nadie se mete en la cama con la ropa puesta. Nadie. Si lo hace a menudo ese chico no está en su sano juicio. Hasta luego Maricarmen.

Un antifaz

Este hombre se toma sus horas de sueño muy en serio. Si te quedas a su lado puede que tengas que renunciar a quedarte hasta las tantas viendo Netflix. Piénsalo bien. O trabaja de noche y duerme de día, por eso evita la luz del sol, o simplemente se preocupa mucho por sus horas de descanso, lo cual es bastante justo. Quizás podrías aprender de él.

Los mas vistos

Hogarmania

Dormitorio de estilo retro y elegante en casa rural

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.