No siempre es sinónimo de fin

No siempre es sinónimo de fin

Tu pareja te ha pedido tiempo, y ahora, ¿qué haces?

Te resultará familiar o bien porque te haya sucedido o porque conoces a algún amigo/a que lo ha vivido, bien porque sea él/ella quien se lo haya planteado a su pareja o bien porque se haya encontrado con esa situación, inesperada en muchos casos.

Pareja enfadada
Pareja enfadada | iStock
NovaLife | Madrid
| 19/11/2018

Porque lo de “pedir tiempo” parece una de las “bichas” en las relaciones de pareja: vamos, que si alguien te dice que quiere dejarlo en standy by porque necesita tiempo viene a significar que la relación se ha roto definitivamente. Y bueno, aunque en muchos casos sea así eso no quiere decir que sea en todos: a veces es verdad que pedir una pausa, dejar algo “en espera” se necesita como algo vital, bien porque estés pasando un momento delicado a nivel personal, o porque no tengas claros tus sentimientos o por las razones que sea.. pero, ¿cómo debes reaccionar cuando te lo piden? ¿Cómo gestionarlo sin sufrir en exceso?

Hablamos con la sexóloga Raquel Graña quien nos da estos consejos:

- El primero y uno de los más importantes, paciencia: “Respira profundamente, no se acaba el mundo. Hay personas que pasan por rachas de mucho trabajo o muchos altibajos emocionales por lo que necesitan tiempo solas para recuperarse y volver a comenzar”.

- Aceptación: Aunque la decisión te ha venido dada, es importante aceptarlo. “Acepta el tomaros un tiempo mutuamente. No es un solo decisión de una parte. Tómalo como algo positivo para ti también. Puede ser un periodo para recuperar actividades, hobbies o relaciones sociales”.

- Comunicación: “Habla con tu pareja antes de tomar ese tiempo, estableced qué ha sucedido, qué es lo que se tiene que pensar y evaluar detenidamente cuáles son los pros y contras de daros ese tiempo”.

Comunicación | iStock

- Establece unas pautas, un camino, darse un tiempo no significa no saber qué va a pasar en un medio-largo plazo. “Estableced alguna fecha o algún momento para volver a hablar. Es mejor establecer una fecha para no vivir con la ansiedad o la duda de si sucederá alguna vez o nunca”.

- Piensa en ti misma y en el otro: “Evalúa tu propia conducta y la del otro. Examínalas detenidamente para ver qué se puede mejorar y cómo se puede estar mejor, tanto si la pareja dura en el tiempo como si no. Te servirá para ti como persona, para crecer y también ante futuras relaciones”.

- Por último, sé realista: “Si pasada una o dos semanas os encontráis mejor solos o veis que la relación no era lo que pensabais, tomad una decisión madura. Hablar las cosas y dejar las cosas claras. No es adecuado decidir tomar un descanso o dar el paso hacia la ruptura sin ser realistas. Comentad qué ha sucedido, qué no aguantáis, cómo podríais hacerlo mejor y a partir de ahí, decidid si gestionar las adversidades o tomar caminos separados”, finaliza.

Si llegáis a la conclusión de que la pareja ha sufrido mucho pero queréis seguir intentándolo, quizás se necesite de un agente externo, como un sexólogo o un terapeuta de pareja, que os ayudará a gestionar los problemas y a llegar a puntos de acuerdo. Es lo más recomendable y lo que os ayudará a llegar a buen puerto.

Los mas vistos

Hogarmania

Errores decorativos al renovar tu hogar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.