Novalife » Sexualidad

SALUD SEXUAL

¿Es normal que te arda la vagina durante el sexo?

Las relaciones sexuales tienen que ser placenteras y si no lo son es que hay algo que no está yendo del todo bien.

Problemas vaginales

iStock Problemas vaginales

Publicidad

Ardor, irritación, picores… estas son las sensaciones que algunas mujeres sienten al tener relaciones sexuales. Muchas de ellas simplemente responden a una falta de lubricación, lo que hace que la vagina no esté lista para la penetración y la fricción sea mayor. Como consecuencia, tras el roce, nos sentimos irritadas, con molestias en la vagina. Por eso, es tan importante darnos tiempo, sentir cómo está nuestro cuerpo y si es necesario utilizar un lubricante que haga que todo vaya mucho más fluido.

La sequedad vaginal puede deberse a cambios hormonales, a los días del ciclo en los que estemos, a la toma de algún medicamento, a una sesión larga de sexo o simplemente a querer correr más que nuestra respuesta sexual física. Si te sientes así, repasa tus encuentros si han sido especialmente intensos o largos, si estabas lo suficientemente lubricada y si has prestado atención a esas molestias durante el coito. Si el motivo es ese, tiene fácil solución. Estimúlate más sin que haya penetración, para que cuando os apetezca que la haya, el ambiente esté lo suficientemente húmedo. Además, no olvides que hay productos que nos pueden ayudar como los lubricantes.

Sin embargo, a veces el problema va más allá de una sencilla falta de lubricación natural. La dispareunia, o dolor vaginal en las relaciones sexuales, puede deberse a múltiples factores y haber diferentes niveles.

¿Por qué me arde la vagina?

Esta es la sensación que tenemos algunas mujeres en el encuentro erótico. Nuestros genitales se sienten doloridos y la sensación es realmente desagradable. Miriam Al Adib Mendiri, ginecóloga y autora del libro 'Hablemos de Vaginas', nos explica que cuando profesionales como ella se encuentran con esta situación el primer paso es descartar las causas orgánicas. “Las causas pueden ser muchas. Desde enfermedades dermatológicas hasta infecciones, pasando por disbiosis, que es una alteración en la microbiota vaginal. También puede ser debido a un problema derivado de alteraciones en el suelo pélvico o que tengamos hipersensibilidad al preservativo o incluso al semen”. Por eso, la ginecóloga insiste en la importancia de conocer a qué es debido para tratarlo correctamente.

¿Cómo podemos saber realmente a qué se debe la hipersensibilidad o alergia? haciendo una observación para ver si hay una “Causa efecto”, como apunta Al Adib Mendiri. Si al usar un producto o al realizar una práctica sentimos ese picor, ardor o molestia podemos ir viendo qué es lo que nos lo está produciendo, en qué momento y si al dejar de usarlo o hacerlo los síntomas remiten.

Alergia a los preservativos

Una de las posibles causas de dolor vaginal en los encuentros eróticos es la alergia a los preservativos. Generalmente compramos preservativos de látex y puede que lo que nos está sucediendo sea la consecuencia de una alergia a ese material. La ginecóloga apunta de nuevo a la observación. Si al utilizar el preservativo que venimos usando ocurre lo mismo, “Podemos probar con otros como los que no llevan látex para ver cómo reacciona nuestro cuerpo”.

Problemas vaginales | iStock

¿Puede ser alergia al semen?

Lo que sucede en estos casos es que “Existe hipersensibilidad al semen”. “El semen puede producir que el PH de la vagina se vuelva más básico. Como sabemos, el PH de la vagina es ácido y el semen lo hace más básico y hay mujeres que toleran mal ese cambio”. Esto se produce al eyacular dentro de la vagina, por eso Miriam Al Adib Mendiri nos propone que, para saber si tenemos hipersensibilidad al semen, en las siguientes prácticas no se realice la eyaculación dentro de la vagina y se observe qué cambios hay.

La ropa que llevamos, ajustada y sintética, también puede repercutir a nuestra salud genital y hacer que la vulva y vagina se resientan por ello. La higiene íntima también tiene mucho que ver, usar jabones, el consumo de medicamentos e incluso algunos anticonceptivos orales, hacen que la microbiota se altere y con ello el PH vaginal. “Provoca que la vagina sea hiperreactiva y tenga mayor tendencia a desarrollar reacciones alérgicas e infecciones”, apunta la experta.

En los genitales también hay reacciones dermatológicas

Cuando hablamos de enfermedades dermatológicas nunca pensamos en que en nuestros genitales también se pueden dar y sí, puede ser otra de las razones por la que sintamos esas molestias de las que hablamos. “Las enfermedades dermatológicas pueden afectar a piel y mucosas y por ello, cualquier enfermedad dermatológica puede también ser la causa”, puntualiza la ginecóloga.

La dermatitis atópica o los líquenes también pueden aparecer en el área genital. Como explica Al Adib Mendiri. En el caso del liquen “Es muy difícil de tratar ya que tiende a la cronicidad y genera muchos síntomas de ardor, picor y malestar en la zona”.

Así se evitan las molestias genitales

Una de las medidas principales para evitar molestias en los genitales es no usar prendas sintéticas, prestar atención a la ropa interior, que sea de algodón y transpirable. Dejar a un lado los jabones que se venden para higiene íntima, así como productos como las duchas vaginales. Otro de los consejos que nos da Miriam Al Adib Mendiri es evitar el rasurado integral de la vulva ya que “el vello tiene la función de proteger y al eliminarlo dejamos expuestas la piel y mucosas”. La alimentación es igual de importante. “Evitar alimentos procesados, azúcares refinados y optar por una buena alimentación es importante para mantener en un buen estado la microbiota vaginal”.

Muchas veces las infecciones y molestias recurrentes vienen a causa de los productos que usamos para recoger el flujo menstrual, por eso cuanto menos invasivos sean mejor. Para la ginecóloga usar la copa menstrual es una buena medida porque respeta el hábitat de la vagina y no desequilibra la microbiota.

Ardor, picor o irritación, sea cual sea la sensación que sientas observa si se repite, acude a tu ginecóloga y busca el motivo para que tu vida sexual sea plena porque el placer nunca debe doler.

Publicidad