Novalife » Sexualidad

GUÍA BÁSICA

Mitos y verdades sobre los anticonceptivos

¿Sabes lo que se esconde detrás de tu anticonceptivo? Te contamos toda la verdad y nada más que la verdad sobre la píldora, el DIU, los preservativos y otros anticonceptivos

Pastilla

iStock Pastilla

Publicidad

Hay todo un mundo de leyendas alrededor de los anticonceptivos y para ser sinceras ya no sabemos qué es cierto y qué no. ¿Cuál es el mejor anticonceptivo? suele ser una pregunta que nos hacemos de manera frecuente y es que para elegir un buen anticonceptivo hay que tener en cuenta muchas cosas además de que nos de confianza y se adapte a nuestras relaciones sexuales habituales. El 90% de los anticonceptivos nos ayudará a tener relaciones sexuales sin riesgo de quedarnos embarazadas, pero no todos evitan las infecciones de transmisión genital y las enfermedades de transmisión sexual. Por ello, es muy importante saber cómo encontrar el anticonceptivo perfecto. Para muchas mujeres encontrar el ideal es un asunto que tardan años en solucionar.

Los anticonceptivos hormonales son los más cómodos de usar ya que o bien son colocados por una persona del ámbito sanitario, como ocurre con el DIU, el anillo y la inyección anticonceptiva, o los tomamos sin mayor molestia como la píldora. Sin embargo, este tipo de anticonceptivo no nos protege de las infecciones de transmisión genital. Para prevenir cualquier contagio las mejores barreras de protección son el preservativo externo, lo que comúnmente llamamos condón, o el preservativo externo, del cual casi no hemos oído nada. Es el preservativo unicornio, creemos que existe pero en la vida real no lo vemos nunca. Éstos últimos, además de evitar embarazos no deseados, son los únicos que nos protegen de las infecciones y enfermedades de transmisión sexual. Y como respuesta a la gran pregunta: ¿cuál es el mejor anticonceptivo? lo mejor sería decir depende. Depende de qué tipo de relación tengas, de cuáles son tus prioridades, de qué consenso tengas con tu pareja o parejas sexuales y de qué estés buscando. Hay muchas opciones, tan sólo tienes que echar un vistazo y elegir la mejor para ti sabiendo que pros y contras tiene cada método anticonceptivo.

Mentiras y verdades sobre los anticonceptivos

Como suele ocurrir en el terreno de la sexualidad, la información brilla por su ausencia. Este caso no es diferente y además le sumamos que hay un gran mundo oscuro de información sobre los anticonceptivos. El caso es que entre tanta niebla es difícil ver la luz y esta situación nos confunde aún más, por eso necesitamos saber qué es verdad de lo que se dice sobre los anticonceptivos.

La píldora

Es una de las que más mitos acumula y es que se la ha asociado directamente con el cáncer y otras enfermedades. Es cierto que la píldora es un anticonceptivo hormonal y obviamente no es inocua. Tiene un efecto importante sobre nuestros cuerpos y hace que no funcionen de manera 100% natural. Por ejemplo, cuando nos baja la regla y tomamos la píldora, ésta no es nuestra menstruación natural, sino que es una menstruación por deprivación. Sin embargo, los últimos estudios han descartado la posibilidad de relacionar directamente el consumo de la píldora con el cáncer. Así que sí, podemos decir que es un mito sobre la píldora que provoque cáncer directamente. Por otro lado, seguro que has oído decir que no sólo existe un tipo de píldora, y es verdad. Es cierto que algunas marcas comercializan diferentes tipos de píldoras. ¿En qué se diferencian? en las dosis y componentes. Comúnmente encontramos las que tienen dos hormonas, progesterona y estrógeno, y existen otras que son menos “fuertes” que las otras.

Descansar de la píldora, ¿mito o realidad? lo hemos oído en nuestras casas, a nuestras madres y tías, pero ¿qué tiene de cierto? La verdad es que es una práctica en desuso. Antes, por cómo estaban hechas, se hacía esta recomendación. Ahora, sólo lo harás si quieres dejar de tomarla, quieres quedarte embarazada u otra prescripción médica.

¿Engorda la píldora? No, es otro mito más. Sí que puede provocar retención de líquidos y sentir que aumentamos de peso entre 1 y 2 kg. Si es un problema que persiste debemos acudir a la ginecóloga. Y esto es importante, porque no todas las píldoras valen para todas. Es otro gran mito. A muchas mujeres les sienta mal y de ahí lo que dijimos sobre el tiempo que lleva encontrar el anticonceptivo perfecto y es que cada una somos diferentes y es muy probable que haya que pasar por varias hasta encontrar la que mejor nos vaya.

Anticonceptivos | iStock

Los condones

¿Te acuerdas del capítulo de Friends donde Ross descubre que los condones no son 100% fiables? Muchas personas han vivido ese mismo momento y es que ningún método puede garantizar una protección completa. Sí que es muy alta, pero solo hay una cosa 100% segura para evitar embarazos, no tener relaciones con penetración vaginal. De todos modos es verdad que es uno de los métodos más seguros y económicos porque nos protege no solo del embarazo sino de las ITGs y ETS y podemos comprarlos en casi cualquier sitio. Pero cuidado, sí, se pueden romper y sí, tienen fecha de caducidad. No es un mito, es verdad que se rompen. Actualmente son muy fiables y pasan controles muy rigurosos, que se rompa es complicado pero si no lo usamos y conservamos correctamente, pueden romperse. Recuerda siempre usar lubricantes que no los dañen y guardarlo en un lugar seco y sin nada que pueda romperlo.

El DIU

Si hay un rey de los mitos sobre anticonceptivos es es el DIU. De él se han dicho muchas cosas y muy feas y las noticias que suelen aparecer la verdad es que no ayudan en absoluto a su fama. ¿Qué es verdad y qué es mentira sobre el DIU? Es mentira que cause esterilidad, algo que hemos oído mucho. Sólo si existe algún problema en particular puede que se conjugue el uso del DIU con una posible infertilidad. Pero por su simple uso no. Eso es un mito.

Otra de las cosas que hemos escuchado siempre es que sólo las mujeres que ya han tenido hijos pueden usarlo. Cualquier mujer puede usar un DIU, aunque no hayan tenido embarazos previos. Tampoco hay evidencia científica en que el DIU se pueda caer por aumentar de peso o hacer ejercicio. Es seguro y podemos hacer ejercicio con él. Puede que se mueva en algunas ocasiones y que se produzcan embarazos, pero como con cualquier otro método.

Otros mitos que nos solemos escuchar es que tomar durante mucho tiempo un anticonceptivo hormonal causa infertilidad y eso es mentira. Sí que es verdad que debemos ver cómo está nuestro cuerpo y tomar un tiempo para que vuelva a trabajar por sí solo, pero no será la causa principal de la esterilidad. No son incompatibles con otras medicaciones, a no ser que nuestra médica nos avise de ello. Otro de los grandes mitos es aquel de “por una vez no pasa nada” Sí que pasa. Dejar de tomar o usar la barrera de protección nos expone, aunque sea por una vez, y corremos riesgos de contagiarnos o quedarnos embarazadas. Todos los métodos deben usarse desde que se comienza la relación si va a haber penetración. Hay algunos como el preservativo externo que podemos llevarlo puesto incluso horas antes y quitarlo después de las relaciones.

Recuerda que el sexo debe ser divertido, sano y satisfactorio y para ello no debemos olvidarnos de informarnos bien y saber qué método de barrera y anticoncepción es el mejor para nosotras.

Publicidad