Novalife » Sexualidad

ANTICONCEPTIVOS

LARC, DIU y SIU, ¿tienes claro qué son?

Pese a lo que solemos pensar, están recomendados en cualquier edad y tienen ventajas como evitar posibles olvidos.

LARC, DIU y SIU, ¿tienes claro qué son?

iStock LARC, DIU y SIU, ¿tienes claro qué son?

Publicidad

Cuando hablamos de métodos anticonceptivos pensamos casi siempre en el preservativo o en la píldora. La realidad es que las posibilidades son muchas más. Aunque quizás están poco exploradas por puro desconocimiento. Es el caso de los métodos anticonceptivos reversibles de larga duración. Los conocidos como los LARC. Así lo pone de manifiesto la ginecóloga Gema García Gálvez. “No son tan conocidos, porque España es un país de preservativo y píldora. Somos los profesionales de la salud los que debemos incluirlos en el asesoramiento anticonceptivo y darlos a conocer”.

No obstante, este es uno de los objetivos de la Sociedad Española de Contracepción. Según su última encuesta de 2020, la información al respecto de los LARC ha mejorado en los últimos años. Así, el 49,9% de las mujeres de 15 a 49 años de edad afirma que le han informado y ofrecido alguna vez la posibilidad de utilizar alguno de los métodos de larga duración (DIU o implante). Este porcentaje era del 32% en 2016.

Pero, ¿tenemos claro cuáles son estos LARC y cuáles son las diferencias entre ellos? Existen tres nombres que debemos tener en cuenta. Así los resume García Gálvez.

Diu
Diu | iStock

DIU: Son las siglas que resumen el dispositivo intrauterino. Está compuesto por alambre de cobre y según la carga del mismo puede durar hasta 10 años. Los iones de cobre liberados en el interior del útero crean un ambiente hostil y dificultan la movilidad del espermatozoide. Es decir, que tendría un efecto espermicida. También ejercen una acción citotóxica sobre el óvulo.

SIU: Así se denomina al sistema intrauterino liberador de hormona (levonorgestrel). Este altera el moco cervical y dificulta el ascenso de los espermatozoides. En un pequeño porcentaje de casos (aunque no es el mecanismo de acción principal) tiene efecto anovulatorio y altera la proliferación del endometrio. Es por ello que tiene también un uso terapéutico en dismenorrea/hipermenorrea, que mejoran la aceptabilidad de la usuaria. Existen modelos de 3 a 5 años.

Implante subcutáneo de etonogestrel: Se coloca en el antebrazo y tiene una duración de 3 años. Este implante tiene un efecto anovulatorio, al pasar a sangre la hormona y producir un feedback negativo en la secreción de las hormonas hipofisarias que regulan los ovarios.

Pese a que habitualmente su uso aumenta en mujeres mayores de 35 años, García Gálvez aclara que, en realidad, están recomendados para cualquier edad. “Además favorecen la aceptabilidad sexual al no tener que ser introducidos en el encuentro sexual (método barrera). También mejoran la adherencia terapéutica a largo plazo, al no depender de una toma diaria, evitando olvidos. Tienen por lo tanto una alta eficacia anticonceptiva, por no depender del uso adecuado de la mujer”.

De esta forma, se trata de opciones válidas para muchas situaciones, entre las que la experta destaca el postparto, postaborto, pareja estable monógama, etc. Igualmente, hay casos en los que sí que son especialmente recomendables. “El DIU de cobre es ideal si existen factores de riesgo cardiovascular donde estén desaconsejados o contraindicados los estrógenos (obesidad, tabaquismo, mayores de 35 años, trombofilias, hipertensión…)”, añade García Gálvez. “Hay que recordar que el levonorgestrel del SIU tiene un perfil menos trombogénico que una píldora anticonceptiva con etinilestradiol”, concluye la experta.

Publicidad