No digas no al sexo por tener el periodo

No digas no al sexo por tener el periodo

Kit básico para follar con la regla

Hace pocas semanas, la actriz y activista feminista Leticia Dolera colgaba una curiosa foto en Instagram con la que se armó un considerable revuelo: la imagen de un inodoro con una gota de sangre y la frase “creo que me ha venido la regla”.

Una imagen pulcra, nada desagradable, que servía, sin embargo, para poner sobre la mesa un tema del que, por fortuna, se empieza a hablar ahora que el feminismo ha tomado la palabra en las calles y empezamos a revisar algunas relaciones insanas que hemos tenido con los ciclos naturales de nuestro cuerpo a lo largo de la historia: las mujeres tenemos la regla.

Pese a que hemos avanzado en la normalización y desestigmatización de la menstruación (no hace tanto muchas mujeres no se bañaban, no comían helados, no hacían mayonesa…), lo cierto es que todavía nos queda mucho por avanzar, y numerosas activistas, entre ellas Erika Irusta, autora del libro ‘Yo menstrúo’ y miembro de la Society for Menstrual Cycle Research, instan a las mujeres “no solo a habitarse sin complejos ni vergüenzas, sino también a darse voz, hacerse palabra y crear un cuerpo de conocimiento que sirva para crear una cultura menstrual, en la que la experiencia de todas las personas menstruantes, mujeres o no, sume”.

Esto significa, a grandes rasgos, que la mitad de la población del planeta tiene la regla cinco días al mes, que esta circunstancia ocasiona cambios hormonales y emocionales de los que en buena parte nos seguimos avergonzando, y que a muchas les sigue apeteciendo tener sexo pese a que la tarea pueda parecer engorrosa en un primer momento. Según un estudio publicado en The Journal of Sex Research, que englobaba a un total de 102 mujeres, cuarenta de ellas aseguraban tener sexo regularmente mientras menstruaban, sin que ello supusiese ningún problema ni para ellas ni para sus parejas (ninguna de ellas casada, pero todas con pareja estable). De los doce hombres encuestados, nueve aseguraban haber tenido relaciones con mujeres menstruantes sin que eso supusiese ningún problema. La sociedad va, pues, muy por delante de los prejuicios colectivos y dice sí a tener sexo durante la regla, no solo porque muchas mujeres se sienten más receptivas, sino también porque se han perfeccionado los métodos para no teñir de rojo la habitación.

Por eso hoy te damos el que puede ser el kit básico para follar con la regla:

Tampón Flex

Creado por una empresa de San Francisco, sus creadores aseguran que permite hacer una vida normal, incluso tener sexo sin necesidad de quitártelo, ya que su función es bloquear la salida de flujo menstrual. Una buena solución que muchas mujeres han probado ya y aseguran que sí, que funciona.

Sexo | iStock

Soft Tampons

Estos tampones, que son en realidad una especie de finas esponjas menstruales de fácil aplicación, están especialmente diseñados para mantener relaciones sexuales de forma totalmente higiénica, así como nadar, hacer deporte o cualquier otro tipo de actividad. Pese a que algunas usuarias se quejan de ciertas dificultades de extracción, todas coinciden en que son imperceptibles para la pareja en el momento de la penetración, cómodas y de fácil usabilidad.

Copa menstrual compatible con las relaciones sexuales

El boom de la copa menstrual, que cosecha amores y odios a partes iguales entre las usuarias, ha dado lugar al nacimiento de la todavía prácticamente desconocida copa menstrual compatible con las relaciones sexuales. Su apariencia es la de un preservativo femenino (aunque no funciona como preservativo, cuidadito), se usa durante el ciclo y está elaborada con polietileno. Si se limpia correctamente, puede volver a utilizarse.

Kit básico: toalla vieja, tampón estándar y un poco de agilidad

En realidad, tampoco es necesario tirar de soluciones milagrosas para tener sexo durante la regla. Basta con dejarse colocado el tampón o la copa menstrual durante todo el proceso de estimulación y, en el momento de la penetración, retirarlo unos momentos con la cama completamente protegida con alguna toalla vieja y volver a colocarlo cuando finalice el coito. No tiene más misterio. Otra opción es optar por prácticas sexuales que no requieran de penetración durante la menstruación, cosa que servirá, además, para invitar a muchas parejas a descubrir nuevas sensaciones.

¡Preservativos, por supuesto!

Tener la regla no significa que no puedas quedarte embarazada, de manera que es conveniente grabarse a fuego en el cerebro que hay que tomar precauciones de la misma manera que en el resto de días del ciclo. De hecho, un estudio del Center of Public Health Research de Seattle concluye que el riesgo de transmisión de infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH durante la menstruación es ligeramente superior al de otros periodos del mes. Esto se debe a que, durante el sexo, el cuello de la matriz de la mujer que permite que brote la sangre puede dar lugar a la subida de bacterias, virus y otros elementos que podrían causar una infección. Por lo tanto, precaución máxima durante esos días.

.

Laura Conde (@LauraConde5) | Madrid | 05/11/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.