Cada vez se da en chicos más jóvenes

Cada vez se da en chicos más jóvenes

Gatillazo, cómo abordarlo sin hacer sangre

Has vivido esta delicada situación en alguna ocasión: con tu pareja habitual o bien, con ese chico que conociste en Tinder. Sí, se llama perder la erección o comúnmente, “gatillazo”: en un determinado momento, la cosa se viene abajo, y no es un eufemismo.

Erección
Erección | iStock

NovaLife | Madrid | 11/10/2018

Aunque es más propio en edades adultas (a partir de los 35 años), cada vez es más frecuente en chicos más jóvenes, debido entre otras cosas, al estrés: según la OMS, el 50% de los hombres vivirán algún gatillazo a lo largo de su vida sexual.

No hay que preocuparse si aparece alguna vez y con carácter aislado, otra cuestión es si esas pérdidas de erección se convierten en recurrentes y persistentes, porque entonces hablamos de disfunción eréctil, pero este ya es otro tema. Volvamos al gatillazo: estabais tan ricamente y de repente, adiós a la erección. ¿Cómo reaccionar para que tu chico no se sienta aún peor de lo que ya se siente?

La sexóloga Raquel Graña nos da unas directrices que te pueden resultar muy útiles si te ves en esa delicada situación, que no resulta nada divertida para tu chico pero para ti tampoco, porque la situación, sobre todo si se repite, puede llevarte a pensar que ya no le resultas atractiva o que estás haciendo algo que no le gusta.

“Cuando hay una disminución de la erección, la persona se siente muy mal, por lo que es muy importante no echar más leña al fuego, hay que tratar de comprenderlo. El pene no tiene que funcionar siempre al 100%, es un músculo más que se ve influido por numerosos factores: por ejemplo, la ansiedad, el estrés, problemas de inseguridad, problemas laborales, etc. hay que valorar las circunstancias que se estén viviendo ya que muchas pueden influir en esa pérdida de erección”, comenta.

Erección | iStock

¿Cómo debe reaccionar la pareja? “Debe mostrarse comprensiva, dispuesta a hablar, se deben comunicar las necesidades mutuas y no hay que perder de vista otras prácticas eróticas que no sean el coito, por lo menos, hasta disminuir esa ansiedad, sobre todo si el proceso se repite en el tiempo”, añade.

Si el gatillazo lo está generando un problema psicológico o emocional no hay problema, se puede resolver acudiendo a un sexólogo o a un psicólogo. “Si es un problema físico o muscular, deberá consultarlo con el médico de cabecera. A partir de los 57 años suelen aparecer los primeros problemas de bombeo sanguíneo y la falta de erección en los hombres”, explica Graña.

Si tiene lugar de forma repetida antes de esa edad, consulta con el médico que será quien deberá recetarte o no una pastilla para la erección (la que él determine). Es mejor acudir a un especialista para conseguirla que tratar de conseguirla por su cuenta y riesgo.

Los mas vistos

Hogarmania

Decorar dormitorio juvenil azul con friso iluminado

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.