El confinamiento nos está haciendo recordar viejos hobbies, descubrir nuevos y darnos una oportunidad para relajarnos y tomarnos la vida con tranquilidad Durante el año sobrevivimos más que vivimos. Corremos y mucho. Llegamos a lo que llegamos y cuando por fin rozamos las vacaciones de verano el cuerpo suelta el aire contenido y respira con sosiego. Para muchas personas este período de tiempo significa un cambio absoluto en el que se vuelcan en sus cuerpos, en sus deseos y placeres porque la influencia del buen tiempo, el meteorológico y el de no sentir la presión del despertador cada mañana, tiene sus efectos positivos como el de dejarnos llevar y vivir el momento.

Algo similar ha ocurrido con el confinamiento por coronavirus. Entre todas las tareas que nos hemos puesto una nos la hemos tomado al pie de la letra. Darnos espacio para conocer nuestros deseos y satisfacerlos. Lo dicen los números y los estudios realizados hasta el momento. Las cifras se han disparado y han superado todo lo previsible. Así lo certifica un análisis llevado a cabo por la marca de juguetes para adultos Womanaizer. En España, entre el 1 de enero y el 10 de marzo de 2020, las ventas han subido un 35%. Es especialmente llamativo que en países donde el virus ha golpeado fuerte, los números han aumentado más, como es el caso de Italia donde se han experimentado unas ventas del 60% más de lo previsto y en Francia de un 40%. Hay países que sin duda se han puesto al día en esto de conocer otras formas de jugar en la cama. Es el caso de Canadá con un crecimiento del 135%. En EEUU ya van por el 75%, aunque la venta de sexdolls, muñecas sexuales extremadamente realistas, se ha desplomado por el miedo al contagio al proceder de fabricantes chinos. Lo mismo está pasando en Reino Unido.

¿Qué juguetes compramos para el confinamiento?

Estamos preocupadas por la situación, así que si vamos a estar así mucho tiempo habrá que al menos estar satisfechas sexualmente. Eso es lo que han pensado muchas compradoras de juguetes. El boom de la venta de jugetería erótica no se produjo una vez que nos vimos encerradas en casa, sino que unos días antes en las tiendas especializadas en este tipo de productos ya se sintió lo que estaba por venir. Esperanza Gil es psicóloga, sexóloga, responsable de la tienda Amantis en Valencia y experta en juguetería erótica. Reconoce que “Unos días antes de que se produjese el confinamiento se apreció un ligero pero apreciable aumento en las ventas”. ¿Y qué es lo que más buscamos en época de coronavirus y confinamiento? Por supuesto en el top de la lista está el ya conocido Satisfyer y su homólogo Sona Cruise de Lelo. La sexóloga reconoce que la gran mayoría optó por los productos que mejor calidad precio tenían y que pertenecen a la propia marca de la tienda como otro tipo de succionador de clítoris llamado Murmure. Pero esto no es sólo cosa de mujeres, sino que ellos también se aprovisionaron de material erótico. “El que más pasiones ha desatado es Airtun2, un simulador de sexo oral que combina succión, calor y vibración para estimular el pene de forma envolvente” nos explica Esperanza Gil.

Juguetes eróticos | iStock

Nos puede llevar a pensar que estas ventas están destinadas a personas solteras, pero “Estudiando las ventas hemos observado que las parejas están aprovechando este tiempo para trabajar el erotismo más allá del sexo coitocéntrico y apresurado al que les tiene acostumbrado el día a día. Muchas de ellas adquirieron lencería, aceites de masaje y juegos de mesa. Incluso hemos apreciado un aumento en las ventas de accesorios BDSM, como antifaces o esposas, lo cual nos lleva a pensar que se han animado a probar nuevos juegos” añade Gil.

Sexo, miedo y coronavirus

El miedo y los bulos también ha llegado al terreno erótico y es que una de las grandes preguntas que nos hacemos es ¿cómo debo limpiar los juguetes para evitar el contagio?. Nos han dado muchas pautas de limpieza para evitar contagios. Nos han hablado de la alimentación, la casa, y qué medidas tomar para cuando salimos a la calle. Sin embargo, del sexo y la intimidad los expertos españoles casi ni se han pronunciado. El ayuntamiento de Nueva York ha creado una guía que se ha hecho viral donde especifíca las medidas higiénicas que hay que tomar cuando nos masturbemos, aunque debemos recordar que este tipo de virus no se transmite sexualemente Por supuesto el lavado de manos antes y después es la primera y esencial. Pero al mismo tiempo que se ofrecen este tipo de guías con medidas para evitar contagios por conoravirus en Europa, corren otras nada recomendables como las que incitan a usar lejía y otros productos abrasivos que pueden ser dañinos para el objeto y para nosotras. Gil advierte que más allá de la situación por Covid-19 la limpieza adecuada de los productos es imprescindible para la salud.

¿Cómo limpio los juguetes eróticos?

“Lo más importante para mantener nuestros juguetes limpios es lavarlos nada más los hayamos utilizado, de lo contrario pueden proliferar hongos y bacterias. Limpiarlos con agua templada y jabón neutro es la forma de limpieza más universal y que todo juguete permite pues, en función del material de fabricación, podremos desinfectarlo o no. Un ejemplo de ello es la silicona, que puede hervirse e incluso puede limpiarse en el lavavajillas a alta temperatura o los juguetes metálicos que pueden ser desinfectados con alcohol” acalara la experta. Si tienes dudas sobre el material o cuál es la mejor manera, lo más acertado es contactar con el fabricante o hablar con una profesional que te pueda asesorar.

Hay que tomar ciertas medidas de precaución con los juguetes que tienen pilas y baterías, como nos explica la sexóloga, es importante que “El agua no entre en contacto con las pilas o baterías del juguete pues podría afectar a su funcionamiento”.

Y, ¿qué pasa con los juguetes que cuentan con una boca especial para el clítoris o de diferentes partes? “Aquellos juguetes que incluyan piezas desmontables como boquillas o carcasas, es importante que los desmontemos para limpiar y secar cada pieza antes de volver a armarlos. Por otra parte, si nuestro juguete es hueco o tiene recovecos, es necesario que lo sequemos bien con un paño que no deje residuos o secar al aire libre, preferiblemente bajo el sol” responde.

Pero aquí no acaba todo. “Cuando el juguete esté limpio es recomendable almacenarlo dentro de una bolsa de tela transpirable de forma individual para que no entre en contacto con otros juguetes” nos aconseja.

Para limpiarlos correctamente podemos seguir las pautas aportadas, es decir, simplemente agua y jabón neutro. Nunca debemos usar lejía u otros productos abraivos. Sin embargo, en casa tenemos muchos productos que podrían ser aptos como el bicarbonato sódico, vinagre o alcohol. Siempre presntando atención a la tipología y material del juguete. Si queremos dar un paso más en la limpieza, “Existen productos específicos que, además de limpiar, higienizan y le dan al juguete un olor a limpio mucho más agradable. Algunos de ellos, incluyen en su composición agentes bactericidas” puntualizan desde Amantis recomendando uno llamado Limpín.