Además, te permite experimentar

Además, te permite experimentar

Este truco de sexo oral te llevará al orgasmo en 3 minutos: todo sobre el método Kivin

Si nunca has oído hablar sobre el método Kivin, prepárate para que tu vida sexual cambie para siempre.

Seguro que te interesa

Practicarle sexo oral a una mujer no es tan sencillo como parece. Cada vagina es un mundo y lo que nos gusta a unas no quiere decir que va a gustarle a otras. Sin embargo, hay una forma de hacer un cunnilingus que quizás no hayas probado todavía, método alternativo conocido como Kivin que vas a suplicar que te hagan en cuanto leas más.

Cuando se habla de orgasmos, algunos califican el método Kivin como una garantía al 100%. Hay quien asegura haber alcanzado el clímax en apenas unos minutos, nunca más de 10, y que este ha sido el más intenso de sus vidas. ¿Suena apetecible no? Según los expertos, el método Kivin es una forma aún más excitante de practicar sexo oral que en el 60% de los casos consigue que las mujeres tengan orgasmos mejores y más rápidos.

¿Cómo se hace?

En primer lugar, en lugar de meterse entre tus piernas como suele hacerse habitualmente, tu pareja sexual debe colocarse de lado. Dile que coloque el dedo índice y el pulgar a cada lado del clítoris para levantarlo y estabilizarlo, y luego, en vez de lamer la vulva hacia arriba y hacia abajo, que lo haga de lado a lado, directamente desde la ‘capucha’ del clítoris. De esta manera conseguirá estimular un área más amplia del mismo, más de lo que normalmente alcanzan los métodos convencionales.

Un buen orgasmo conlleva ciertos desafíos en materia postural. El Kivin indica que es mejor acercarse a la vulva por encima de los muslos en lugar de por debajo. Con la mano izquierda, tu amante puede colocar el dedo corazón de la otra mano en el perineo (el área entre la vagina y el ano) para sentir más profundamente las contracciones musculares y controlar cuándo te estás acercando al orgasmo. En ese momento es cuando ha de concentrarse en la cima del clítoris y estimularlo con la lengua.

La teoría asegura que de esta manera, cambiando la posición de las manos y lamiendo toda la cubierta del clítoris, se están trabajando nuevas variaciones que profundizan en la intensidad de las sensaciones mientras los espasmos musculares determinan el momento exacto en el que focalizar en la presión y el ritmo. La clave está en mantener ambos parámetros constantes.

Puede que resulte un poco incómodo al principio hasta encontrar la posición correcta de las manos y las piernas, pero habrá merecido la pena cuando llegar al orgasmo te lleve sólo 5-10 minutos, en lugar de los 15-20 minutos a los que estás acostumbrada (cuando hay suerte y lo logras).

No obstante, como todo en esta vida, el orgasmo no está garantizado tampoco con este método. Pero lo emocionante de Kivin es que fomenta la experimentación y la estimulación de una zona erógena aún por descubrir.

Seguro que te interesa:

¿Tienes una relación estable? Estas son las 6 reglas de oro de los sexólogos

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid
| 05/12/2018

Los mas vistos

Hogarmania

Errores decorativos al renovar tu hogar

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.