Adiós amor romántico

Adiós amor romántico

Por estas razones las primeras citas están a punto de extinguirse

Estados Unidos, paraíso del cine romántico y de las primeras citas de película… Si tenemos en cuenta que hay más de 100 millones de solteros en USA, se puede llegar pensar que cualquier lugar interesante de norte a sur debe estar lleno de neo-parejas que se están encontrando por primera vez. Pues no. Una vez más, eso sólo pasa en la gran pantalla.

Cita
Cita | iStock

Tan sólo el 44% de estos solteros tuvieron una first date oficial el año pasado, según los datos la encuesta Match’s Eighth Annual Singles in America. Esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿cuándo han empezado a desaparecer las primeras citas?

En los últimos años, cuando el concepto comenzó a adquirir un significado más serio. La primera cita ahora se ve como un gasto de tiempo, dinero y energía innecesario. Las parejas comienzan siendo amigos o directamente pasan a ser amigos con derecho a roce, y o ya se conocían o tienen relaciones sexuales antes de salir a cenar. Las redes sociales ayudan a mantener estas historias de forma discreta sin que impliquen demasiado compromiso, lo que, para muchos, resulta ser la situación ideal dentro de la nueva cultura de citas a través de aplicaciones para tal fin.

Pero una cosa esta clara: si estás buscando una relación duradera, tener una primera cita real (léase encontrarse cara a cara en un lugar público, en un momento determinado, con una agenda de verdad), sigue siendo una de las mejores maneras de encontrarla. Te explicamos por qué.

NO HAY MENSAJES CONFUSOS

A diferencia de lo que sucede cuando dos personas quedan para ‘relajarse’, con o sin app de por medio, hacer un plan oficial en el que alguien dice “esto es una cita” establece la expectativa real de que ambos buscan algo más que una aventura. Según los expertos, las parejas que desde el principio toman decisiones intencionales sobre una posible historia romántica terminan teniendo matrimonios más exitosos que las que adoptan una actitud más indiferente. La próxima vez, si no está segura de si esa invitación a comer tacos es en realidad algo serio para él, haz la pregunta : “¿Es una cita?”.

LOS PREPARATIVOS SON EMOCIONANTES

Prepararte para una primera gran cita, elegir la ropa, el lugar perfecto, es casi como un juego previo que genera todo tipo de emociones. Si te asaltan las malas (nervios paralizantes, negatividad, ansiedad, inseguridad) trata de que ese tiempo se llene tan sólo de pensamientos de esperanza y optimismo. Las personas que acuden a una cita de forma asertiva suelen pasar un rato divertido y emocionante, incluso cuando las expectativas eran mucho más altas, y eso resulta increíblemente atractivo. Intenta escuchar música animada o meditar para entrar en un estado de paz y felicidad antes del gran momento.

Jóvenes bailando | iStock

PUEDE CONFIRMAR VUESTRA ATRACCIÓN

Chatear alimenta la fantasía y aumenta la excitación, pero también puede generar falsas expectativas acerca de la persona que está al otro lado. Por eso es importante verse en persona. Una cita es la única manera de comprobar si ambos deseáis perseguir ese interés inicial y ver si aparece la anhelada chispa romántica. Está bien, desvirtualizarse no siempre da como resultado un pase para el paraíso terrenal… pero siempre es más prometedor que permanecer eternamente en el purgatorio de los mensajes de texto.

Chatear te ayuda a darte cuenta de algunas cosas nuevas sobre ti. Eres buena devolviendo réplicas, divertida usando los gifs, y nadie te gana con ese guiño tan sexy. Pero no querrás perderte la sensación de desmayo que puede provocarte una primera impresión en persona. Tal vez sea una conexión intelectual o un contacto visual constante que hace que tartamudees. Experimentar esto te dará toda la información que necesitas para pasar al siguiente nivel. Y si descubres que no es el hombre de tu vida, al menos tendrás una historia divertida que contarle a tu amiga al día siguiente. Lee el punto siguiente.

LA PRESIÓN DEPENDE DE TI

Muchos solteros admiten que imaginan cómo sería un futuro a largo plazo con esa primera cita que ha resultado ser de ensueño. Pero seamos honestos, la mayoría de estos encuentros no acaban en final feliz. Cuando acudes a una cita de manera realista y eres capaz de vivir ese momento con los pies en el suelo, incluso dos horas después de conocer a alguien especial, te das cuenta de que realmente no hay necesidad de enfatizar el resultado. Al permitirte disfrutar del ‘aquí y ahora’ comienzas a ver las primeras citas como lo que son: parte de un proceso. Esto que parece tan lógico es lo que más cuesta poner en práctica, pero lograrlo es un chute de tranquilidad para el alma. Si no sientes nada por esa persona, no tienes que volver a verla. Pero si te gusta y hay química, entonces la diversión no ha hecho más que empezar. ¿Para qué adelantar acontecimientos?

Laura Sánchez (@LauraSLara) | Madrid | 30/07/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.