El deseo sexual también tiene horario

El deseo sexual también tiene horario

Esta es la hora a la que tienes más apetito sexual: toma nota

Parece que durante las vacaciones cualquier hora es buena para tener sexo. Si bien durante el resto del año solemos postergar los encuentros íntimos para el sábado noche, en verano, más relajados y con más tiempo libre, nos damos cuenta de que cualquier momento es bueno. E incluso que precisamente a última hora, cuando más cansados estamos, no es la hora idónea para estar al cien por cien.

Pareja
Pareja | iStock

Silvia C.Carpallo (@SilviaCCarpallo) | Madrid | Actualizado el 07/09/2018 a las 08:19 horas

Pero, ¿realmente hay una hora más propicia para las relaciones sexuales? ¿Es posible seguir el mismo ritmo a la vuelta de vacaciones? Según diferentes encuestas, lo que sí parece es que el deseo varía según múltiples factores, incluidas las horas del día.

En concreto, un estudio realizado por la marca inglesa de juguetes eróticos LoveHoney preguntó a cerca de 2.300 personas cuáles eran sus horas preferidas para hacer el amor.

En el mismo, se encontró como principal conclusión que parece ser que las mujeres se activan más sexualmente por la noche, mientras que los hombres tienen mayor deseo a primera hora de la mañana. En concreto, ellas parecían preferir horas entre las 23:45 de la noche y las 2 de la mañana, mientras que ellos se decantaban por aprovechar cuando sonaba el despertador, entre las 6 y las 9 de la mañana.

Cabe reseñar que este estudio se realizó en Reino Unido, donde quizás no está tan extendida la costumbre de la siesta. Un factor a tener en cuenta, ya que en España, un informe realizado por la empresa Natuzzi sobre las costumbres en cuanto a la siesta, destacaba que para los que la duermen en pareja, es el mejor momento para el sexo, según 8 de cada 10 españoles encuestados. Y además aquí no parecía haber diferencia en cuanto a los géneros.

Otros factores que influyen en el deseo

En realidad, los factores que influyen en el deseo son múltiples y tienen que ver tanto con la esfera psicológica como física. Así, un estudio publicado en The Journal of Sexual Medicine concluía que tener buenos hábitos de sueño también influía a la hora de tener un mayor deseo sexual, una mayor respuesta genital y por lo tanto, más probabilidades de participar en actividades sexuales en pareja. De forma contraria, también hay múltiples estudios que relacionan el estrés y la ansiedad con un deseo sexual inhibido.

Ante estas cuestiones, el sexólogo Fernando Villadangos insiste en que para conseguir mantener la llama de la pasión que se ha despertado durante las vacaciones, las claves también pasan por mejorar la relación de pareja.

El deseo tiene horario | iStock

“Como sexólogo observo una pauta habitual en parejas que se consideran estables y que, con el tiempo, se va agravando por decirlo de alguna manera. Me refiero a la reducción del tiempo que se dedican mutuamente, tiempo de calidad, de estar juntos, de hablar, comunicarse, compartir actividades de ocio en su tiempo libre…y, por supuesto, una menor atención al momento de un encuentro sexual que puede volverse algo rutinario e incluso mecánico. Por lo que el deseo sexual se verá afectado”.

Como recomendación, Villadangos, además de mejorar nuestros hábitos de sueño, alimenticios, reducir el estrés y estar atentos a las horas en las que nuestro deseo fluye de forma más natural, también aconseja “hablar con la pareja y comprender su punto de vista. Recuperar la complicidad y hacer una ‘travesura’ de vez en cuando, robarle unas horas a un día normal o reservarse toda una tarde en un fin de semana”.

En este sentido, el experto insiste en que “hay que dejar a un lado la idea de que ‘hacer el amor’ consiste en unos preámbulos apresurados y a un coito rápido para terminar”. De esta forma, apuesta por aprovechar esas horas de mayor predisposición sexual, bien sea la mañana, la noche o la siesta, para no ir a lo de siempre, sino también para volver a conectar. “Una buena sesión de caricias, un abrazo tranquilo para sentir y reconectar con tu cuerpo y con el de la otra persona podría ser un buen comienzo”, concluye.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.