Gestión de emociones

Gestión de emociones

Eres su follamiga pero quieres ser algo más, ¿qué hacer?

La relación de sexo sin más compromiso está bien… hasta que uno de los dos se da cuenta de que quiere algo más.

Selfie en pareja
Selfie en pareja | iStock
Nova Life
  Madrid | 16/05/2019

Desde hace un tiempo tenéis una relación maravillosa: sois buenos amigos, tenéis buen sexo, no hay que dar explicaciones, no hay compromiso, os veis cuando surge… Todo, estupendo. Hasta que un buen día te das cuenta de que te gustaría verle para algo más que tomar una copa y echar un buen (o buenos) polvos después. O sea, te encantaría que él te propusiera un plan de ir a comer, o ir al cine a ver la última de Wes Anderson o esa exposición de la que tanto has oído hablar.

O sea, ya no es suficiente con ser su follamiga: en realidad te gustaría ser su pareja. ¿Qué hacer cuando tomas conciencia de esto? Como todo en la vida, hay varias opciones:

Planteárselo, ver cómo respira y en función de eso actuar. Si claramente te dice que no, que no quiere establecer ningún tipo de lazo la decisión es tuya: puedes seguir como follamiga, martirizándote por algo que no va a ser. O seguir de follamiga y gestionarlo de forma asertiva. O alejarte. No sirve de nada suponer cosas y crearse falsas esperanzas, porque esto lo único que hará será retrasar la caída. Si te dice de probar, de ir poco a poco, quedad para ir al cine, cenad juntos... Probad otros ámbitos fuera del típico "folleteo". Así os pondréis a prueba y veréis si realmente os interesa dar un paso más”, comenta la sexóloga Raquel Graña.

Puedes ir probando también, sin planteárselo directamente, proponiendo otro tipo de planes que no sean solo cama: “El término de follaamigos incluye no solo la parte de follar, sino también la de ser amigos, así que recordarle esa idea no le debería agobiar. Si quieres que surja algo más entre vosotros, la idea es conocerse un poco mejor, y para ello estaría bien compartir tiempo juntos buscando actividades que disfrutéis ambos para que pueda surgir la chispa romántica y no sólo la sexual”, dice la sexóloga Silvia Carpallo.

Conversación en torno a un café | iStock

“Si ya pasáis más tiempo juntos, una forma de mejorar vuestro vínculo es hacer una escapada juntos. No propongas un viaje largo, ni nada que implique a familia o amigos, sino un fin de semana en un entorno que pueda dar lugar a algunos momentos especiales. Será también una forma de dormir juntos y no tener que irse corriendo por la mañana, y probar a ver qué tal os sentís no solo saliendo a cenar, sino también desayunando junto”, añade.

Carpallo defiende, sin embargo, no ser directa: “Pero tampoco dejes que la situación se alargue al infinito. Si bien puedes entender que las relaciones precisan su tiempo, y que es bueno conocerse antes de apostar por alguien, tampoco dejes que la situación se alargue indefinidamente. Está bien ir dejando que las cosas vayan a fuego lento, pero si pese a pasar más tiempo juntos está claro que no está por la labor de que seáis algo más, no pierdas el tiempo. Si ya te conoce y no quiere nada contigo, no lo querrá nunca”, finaliza.

Y, ¿qué es lo que NO hay que hacer? “Seguir detrás de esa persona cuando te dice claramente que vuestra relación es única y exclusivamente para tener sexo. Ni ponerlo entre la espada y la pared. Ni enfadarse. Muchas veces nuestros sentimientos u opiniones no son compartidas. Hay que aprender a gestionar las emociones, sí experimentarlas, pero también gestionarlas de forma adecuada”, finaliza Graña.

Los mas vistos

Hogarmania

Cómo instalar puerta corredera oculta

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.