Hay algunos que es mejor evitar

Hay algunos que es mejor evitar

Cuidado: tu lubricante puede influir en la aparición de hongos vaginales

Si eres propensa a la aparición de candidiasis, quizás los lubricantes de sabores o los de efecto frío y calor no deban ser tus lubricantes de cabecera.

Problemas vaginales
Problemas vaginales | iStock

Silvia C. Carpallo (@SilviaCCarpallo) | Madrid | 30/10/2018

Es un picor que empieza como una molestia y que, de no tratarse a tiempo, puede convertirse en una pesadilla. La candidiasis u hongos vaginales son uno de los problemas más comunes que deben afrentar las personas que tienen vagina, y que suelen aparecer por causas como la humedad, el exceso de ropa íntima de tejidos como la licra, en vez de otros transpirables como el algodón o incluso la toma de algunos antibióticos. Si bien este tipo de infecciones puede aparecer de forma ocasional, hay mujeres que son más propensas a la aparición de las mismas, y por ello deberán tener algo más de mimo en el cuidado de sus genitales. Y eso incluye vigilar hasta el tipo de lubricante que se usa.

Como dice Oscar Ferrani, divulgador sexual y asesor de las tiendas eróticas Amantis , no se trata de que “Influyan en la aparición de hongos vaginales por sí mismos”, sino que en estas mujeres con infecciones recurrentes, “su uso constante y repetido”, puede favorecer que aparezcan de nuevo.

Igualmente, hay que destacar que esto no ocurre con todo tipo de lubricantes, sino más concretamente con aquellos lubricantes “Solubles al agua con glicerina, con fórmulas de aromas y sabores añadidos, o de aquellas que ofrecen sensaciones frío-calor con ingredientes muy ácidos”.

El motivo es “La presencia de glúcidos en sus formulaciones”, que pueden favorecer la aparición de microorganismos no deseados, “o alterar la flora vaginal”, desequilibrando su pH. Estas advertencias deben ser especialmente tenidas en cuenta si estamos tomando algún antibiótico, somos fumadoras, o si “Se experimenta habitualmente ardor posterior a la estimulación vaginal”.

Si este es nuestro caso, queda claro que quizás los lubricantes con sabores y efectos no sean los más indicados para nosotras, pero, eso no quiere decir que haya que renunciar a una lubricación extra, sobre todo si la necesitamos.

Así, para elegir un lubricante ideal, siempre será mejor acudir a una tienda especializada que no a una farmacia, principalmente por una cuestión de variedad. La siguiente será dejarse asesorar por expertos, aunque hay factores que debemos tener en cuenta.

Hongos vaginales | iStock

El primero es evitar aquellos “Que no incluyan los datos del laboratorio que los produce”, por una cuestión de confianza, y siempre ayudará “ Leer la lista de ingredientes -e indicaciones- en busca de glicerinas, conservantes, estabilizadores y efectos o aromas añadidos, u optar directamente por una fórmula que indique su idoneidad en ese sentido”. Es decir, que tengan un pH neutro.

No obstante, se puede tener en cuenta que hay más opciones. Por ejemplo, Ferrani destaca que “Distintos aceites vegetales como el aceite de pompeia también funcionan como excelente lubricante compatible con el tratamiento que se esté recibiendo y resulta muy eficaz para aliviar los síntomas asociados a la candiasis”. Todo ello, además de considerar posibilidades más obvias como “la abundante saliva de una boca limpia”.

Esto no quiere decir que en un momento dado no se puede disfrutar de una sesión de sexo oral con un lubricante de nuestro sabor favorito. Como insiste Ferrani, “Hay que diferenciar los lubricantes de uso continuado, algo así como nuestro lubricante de cabecera, de los de uso eventual-festivo, que no supondrían un riesgo añadido siempre y cuando su uso no sea demasiado continuado y no se empleen durante la infección”.

Asimismo, no solo se trata de evitar el uso de determinados lubricantes, sino más bien de tratar de evitar que vuelva a aparecer la infección. Para ello el experto en sexualidad insiste en que habrá que “Evitar factores de riesgo como fumar, no incluir en la dieta diaria frutas y verduras, permanecer con bañadores húmedos puestos o no usar habitualmente braguitas con forro de algodón sin teñir, entre otros”.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.