La respuesta es complicada

La respuesta es complicada

Cuánto tiempo hay que esperar para tener relaciones sexuales, según la ciencia

Si piensas que la ciencia no tiene todas las respuestas, no has leído lo que dice sobre el tiempo de espera en materia de relaciones sexuales.

Para las parejas que empiezan, ir demasiado rápido o demasiado despacio puede llegar a ser una gran preocupación. Sobre todo en lo que respecta a encontrar el momento indicado para tener relaciones sexuales. ¿Cuándo es el mejor momento para el sexo? La respuesta es complicada, el momento más indicado puede ir desde pocos días de empezar hasta meses después de compartir tiempo juntos. La ciencia tiene la clave.

Una de las principales razones por las que cuesta determinar el mejor momento perfecto para tener relaciones sexuales en una relación es que no se han realizado muchas investigaciones que aborden esa pregunta específica. Muy pocos estudios han analizado la salud de una relación en este sentido para averiguar cuándo las parejas tuvieron relaciones sexuales por primera vez, y las investigaciones que se hacen sobre este tema suelen incluir muestras de personas que no nos representan a todos, principalmente estudiantes universitarios o parejas heterosexuales casadas.

Estas dudas sobre el compromiso y el sexo sirvieron para que, en los años 2000, una profesora de comunicación de la Universidad de Illinois, Sandra Metts, se plantease poner en marcha un estudio científico que determinase si decir “te quiero” antes de hacerlo como muestra de conexión emocional podría tener un impacto positivo en la relación. Su investigación, realizada a partir de las respuestas de 300 hombres y mujeres en edad universitaria, descubrió que sí.

Pero lo mejor del estudio de Metts es que proporcionó una lista de pautas básicas que las parejas deben seguir antes de que se tener relaciones sexuales. Aunque no es un indicador absoluto del momento exacto para tener sexo, el listado incluye las los pasos a seguir si queremos que nuestra relación sea exitosa, tales como conocer a la persona, compartir un primer beso y después desarrollar una expresión de compromiso. Tener un buen nivel de comunicación y una seguridad de hacia dónde se dirige la relación también ayuda a garantizar que la experiencia sea positiva. Lo más importante es que ambos estén de acuerdo en no presionar al otro, que los dos se sientan cómodos con los ritmos.

En pocas palabras, conviene esperar a estar cómodos y tener una mejor idea de lo que cada persona quiere en la relación. Pero cuando se trata de cuánto tiempo esperar para dar el paso físico, depende. Aquí tienes varias opciones:

Pareja | iStock

1. Dale unas semanas. Un total de 36 horas juntos es todo lo que se necesita para estar listo. Esas horas no tienen que ser consecutivas, pueden ser varias citas para cenar, un fin de semana juntos o unas pelis en el cine, así hasta que las horas se acumulen. Para la mayoría de la gente, llegar a un total de 36 horas juntos puede llevar varias semanas. Si una pareja espera más de ese tiempo para dar un paso más, puede comenzar a disminuir el fuerte deseo sexual que se tiene en la fase inicial de la relación. Los datos lo respaldan.

2. Espera unos meses. Los resultados de diferentes estudios defienden que al menos tres meses de relación, o cuando quede claro que la fase de enamoramiento ha terminado, es el mejor momento para comenzar a tener relaciones sexuales.

El enamoramiento sólo dura unos meses, los primeros de una nueva relación, cuando los sentimientos de atracción son intensos y crees que la persona con la que estás es incapaz de hacer algo mal. Acabado este proceso, los pies vuelven a pisar la tierra. Con la visión clara que aporta desprenderse de la ceguera enamoradiza, cabe pensar que quienes esperaron hasta ese momento obtuvieron mejores resultados que los que tuvieron relaciones sexuales desde el principio. Sin embargo, tal y como dice el primer punto, esperar tanto tiempo puede cargarse la pasión.

3. Espera hasta el matrimonio. No es broma. Las creencias religiosas de algunas personas dictan que deben esperan a casarse para tener relaciones sexuales. No hay mucha investigación científica sobre cómo esta práctica impacta en una relación a largo plazo, pero sí datos que sugieren que cuanto más se retrase el sexo, especialmente si se espera hasta el matrimonio, más estable y satisfactoria será la relación. Aunque hay que tener en cuenta que la Universidad Brigham Young, que financió este estudio, es propiedad de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, que no es precisamente partidaria de la intimidad sexual extramatrimonial. Otro hallazgo de esta investigación es el que sugiere que las mujeres que han tenido una o varias relaciones sexuales previas a la boda tienen mayor riego de divorcio. De los hombres no dice nada. Una vez más, la evidencia que apoya esta afirmación es bastante limitada.

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid | 29/10/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.