Novalife » Sexualidad

Empoderamiento en la cama

10 cosas sexuales que toda mujer debería probar una vez en su vida

Quedarnos toda la vida practicando las mismas cosas de la misma manera es cuanto menos aburrido. ¡Sal de tu zona de confort y averigua todas las experiencias que te estás perdiendo a nivel sexual!

Pareja

iStock Pareja

Publicidad

Por miedo a adentrarse en terreno erótico desconocido muchas mujeres acaban con un guion programado en sus encuentros eróticos y en la vida en general. De hecho, el no llegar al orgasmo mucho tiene que ver con esto.

Es muy habitual que no se atrevan por falta de confianza en ellas mismas, pero en la mayoría de los casos tiene que ver con el desconocimiento que tienen respecto a los que podrían hacer con su vida erótica. Es por eso que hemos querido dejarles aquí una lista de cosas que les invitamos a probar, descubrir y aprender.

1. Busca el Punto G

Todas hemos oído hablar de él, ¿pero realmente te has puesto a buscarlo? Hemos de decir que hay diferentes teorías sobre su existencia, ya que los puntos de placer dependen de cada cuerpo y de cada mujer, pero si realmente quieres comprobar si a ti te hace efecto puedes buscarlo introduciendo dos dedos en tu vagina con la palma de la mano mirando hacia fuera y apretando los dos dedos sobre la parte superior de la pared vaginal. Si te animas no te olvides del lubricante, ¡siempre con base acuosa, recuerda!

2. Mirarte en el espejo mientras te masturbas

Nadie mejor que tu misma va a saber qué te gusta y cómo. Averigua cómo te gusta que te toquen y mira lo guapa que estás mientras te das placer a ti misma, seguro que este simple gesto te ayuda a estar más cómoda y segura con tu cuerpo cuando te acuestes con otra persona, y recuerda: si sabes lo que te gusta, pídeselo.

3. Mastúrbate mientras te penetran

Muchas mujeres se vuelven guitarras cuando están en la cama, parece que están diseñadas solo para que la otra persona les toque, pero querida, tus manos también pueden ser magia en el propio encuentro. ¡Tócate! Enséñale cómo disfrutas de ti misma en compañía y descubre lo placentero que puede ser que te estén penetrando mientras lo haces.

Sexo | iStock

4. Usa un juguete erótico mientras otra persona te mira

Parece que los juguetes son solo para utilizar en solitario y esto puede estar muy lejos de la realidad. Los juguetes son una herramienta de placer y se puede jugar con ellos en pareja, de hecho, de mil y una formas (como siempre decimos: el límite lo pone tu imaginación). No sabes lo erótico que puede ser un encuentro en el que le obligues a la otra persona a ver como disfrutas con un juguete (en tu mano está decidir qué hacer después).

5. Ten un orgasmo sin cerrar los ojos, mirando a tu pareja

La mayoría cierran los ojos al tener un orgasmo, es un acto reflejo del cuerpo para centrarse en el foco del placer, pero ¿alguna vez os habéis mirado a los ojos mientras llegáis al clímax? Es una forma única de conexión y complicidad que seguro no te quieres perder la oportunidad de probar.

6. Practica sexo outdoor

Ya hemos escrito sobre cuáles son los lugares favoritos para practicar sexo outdoor y os encantó. Muchas veces el salir de la zona de confort o el lugar habitual (que suele ser la cama) os abre un abanico de posibilidades que antes no teníais. Podéis activar la adrenalina, la sensación de que os pillen y reconectar con vuestro sentido más primitivo.

7. Domina a tu pareja en un encuentro

Pon tu las reglas, haz que haga exactamente lo que tú quieres que haga y solo lo que tú quieres que haga. Domínale, hazle tuyo y descubre lo satisfactorio que puede ser que te obedezcan en la cama. Dile todo lo que se te pase por la cabeza, incluso podéis llegar a un acuerdo previo, crear un guion nuevo entre los dos.

8. Déjate dominar por tu pareja en un encuentro

¿Y qué tal si los haces al revés? Déjate llevar, que sea la otra persona quien ponga las normas y te diga qué le gusta y cómo. Dejar que otra persona lleve las riendas te libera de pensar y entran en juego otras partes de tu cerebro que seguro no tenías exploradas.

9. Descubre qué postura es la que más le gusta

Haced una lista juntos, buscad nuevas alternativas e intentad ponerlas en marcha, jugad a romper lo que habitualmente hacéis por algo nuevo e innovador. Puede que os guste o que no, pero seguro que a parte de reconectar podéis descubrir el placer del otro de una manera que hasta ahora no estabais haciendo.

10. Cumple una de tus fantasías eróticas

Tanto pensar, tanto desear, pero ¿cuántas veces te has puesto y has dicho: la voy a cumplir? Deja de pensar qué es lo que podrías hacer o imaginarte lo que te excita más que nada y ponte manos a la obra para hacerla realidad.

Publicidad