Novalife » Sexualidad

Fitness y sexo

Cinco posturas sexuales para personas atléticas

A veces, innovar en un encuentro erótico puede ser una tarea difícil. Más cuando hablamos de posturas que vemos o leemos y que nos gustaría probar, pero que requieren de una gran flexibilidad para ponerlas en práctica.

Ejercicio

iStock Ejercicio

Publicidad

Hay muchas parejas que buscan continuamente salir de la monotonía, de esa rutina en la cama que les ha hecho perder la chispa que tenían antes. Es entonces cuando les da por buscar en internet toda clase de posturas y modos diferentes para jugar con sus parejas, pero no todas las posturas están preparadas para cualquier persona. He aquí cinco posturas que solo podrás realizar si tienes una gran flexibilidad.

1. Puente de madera: Esta posición está pensada para realizarla entre una persona con pene y otra con vulva. La persona con pene es la que se tiene que poner, primero, tumbado/a en el suelo, luego levanta las manos por encima de la cabeza y hace un puente con su cuerpo, dejando la espalda arqueada. La persona con vulva se tendrá que subir encima e introducirse el pene, con una pierna a cada lado del cuerpo de la persona de abajo. Una vez encajados los genitales se tienen que balancear suavemente, moviendo las caderas adelante y atrás. En esta posición es posible que se de algún calambre, si sucede, parad. Innovar es divertido, acabar en el hospital no.

2. Carretilla: Seguro que la habéis escuchado alguna vez. Consiste en que uno/a de lo/as dos ponga las manos en el suelo, dejando la parte del culo frente a los genitales de la otra persona. La persona de atrás agarra las piernas de la de delante por las rodillas y la eleva, de tal manera que se pueda dar la penetración. Requiere de mucha fuerza en los brazos y de resistencia corporal, pero no es muy complicada de realizar. Incluso dos personas con vulva pueden ponerla en practica si la de atrás se coloca un arnés.

Pareja | iStock

3. Ascensión a la lujuria: Ojo aquí con el equilibrio. Se trata de ponerse frente a la cama. La persona con pene se pone dando la espalda al colchón y la otra persona justo delante. Se trata de elevar a la persona de delante y colocarla de tal manera que pueda apoyar los pies en el borde del colchón y sostener un poco el peso ahí. La persona de atrás abraza la cintura de la de delante y la de delante coloca los brazos por encima de la cabeza del otro. Una vez en esta posición se trata de elevarse, aupando y bajando a la persona con vulva.

4. Fuerza aérea: Lo/as amantes se han de encontrar uno/a frente al otro/a y quien tenga más fuerza eleva a la otra persona. Se trata de que esta última abrace con las piernas y con los brazos a quien la sostiene y que la penetración se de con el subir y bajar del cuerpo de la persona que abraza. Se requiere de un gran esfuerzo físico por parte de ambo/as. La alternativa es que se utilice la pared de apoyo y poder equilibrar el peso, haciendo menor el esfuerzo.

5. Y: Sí, sí, la postura se llama así. Se trata de que la persona con vulva se tumbe en la cama y deje colgar la mitad de su cuerpo superior por el borde del colchón, utilizando sus manos y sus brazos de apoyo en el suelo. Una vez en esa posición abre las piernas en forma de Y, y la persona con pene pone una pierna sobre la cama y otra al lado de su cabeza, encajando en la mitad de las piernas de la persona tumbada. La penetración se tendría que dar de lado. Si veis que os molesta, no os forcéis, recordad que estáis para disfrutar no para sufrir con la experiencia.

Publicidad