Novalife » Sexualidad

SEXO

Cinco curiosidades sobre el orgasmo que no conocías

Ese momentazo del sexo con otros o a solas guarda muchos secretos que hoy venimos a desvelarte. Aquí van unas cuantas curiosidades sobre el orgasmo.

Publicidad

En alguna ocasión te lo hemos dicho: aunque es un momento maravilloso, no debe ser el objetivo sin más del sexo, o sea, el placer va más allá de esa guinda final llamada orgasmo y no hay que obsesionarse con conseguirlo porque de lo contrario, no disfrutarás del resto del viaje. Dicho lo cual, aquí van unas cuantas curiosidades sobre el orgasmo para la próxima vez que tengas uno (o varios).

1. Mejor, con la edad: Pues sí, si habitualmente lo de cumplir los años, sobre todo a partir de una edad, sienta regulín y tu cuerpo y tus energías en general, lo van acusando, que sepas que con los orgasmos sucede como con el buen vino: que mejoran con la edad. Según pasan las hojas del calendario, la facilidad con la que una mujer alcanza el orgasmo aumenta considerablemente, incrementándose un 10% el número de mujeres que llegan al clímax a partir de los 40. Así que a disfrutar, que la arruga es bella y los orgasmos, también.

2. De sexo débil, nada. Por si no lo sabes, el orgasmo femenino dura más que el masculino. El promedio de duración está entre los 6 y los 10 segundos aunque algunas mujeres pueden alcanzar los 20 segundos. El de los hombres dura cinco segundos… Otra vez será, chicos.

3. Fortalece tu suelo pélvico: el clímax tiene múltiples beneficios y uno totalmente inesperado, que mejora el estado de tu suelo pélvico. Tener orgasmos es uno de los ejercicios más recomendados para el suelo pélvico pues es una de las pocas formas de ejercitar el tono de la musculatura involuntaria (recordamos que el 80% de los tejidos que forman el suelo pélvico son de este tipo) y se aconsejan para la atrofia vaginal en la menopausia o tras una histerectomía. Y es que el orgasmo ejercita esas zonas que no puedes entrenar ni voluntariamente al contraer los músculos ni practicando los ejercicios de Kegel. Así que si tu suelo pélvico pasa por un mal momento ya sabes, dale al orgasmo...

Sexo | iStock

4. Aumenta la tolerancia al dolor. Ya hemos comentado en alguna ocasión lo recomendable que es tener relaciones sexuales durante la menstruación que para muchas mujeres, resulta molesta o directamente, dolorosa. En este caso, el orgasmo también ayuda porque la oxitocina y las endorfinas liberadas durante el orgasmo femenino pueden aumentar su tolerancia al dolor en los minutos siguientes hasta en un 75%.

5. Demasiados orgasmos. Quizás no hayas oído nunca hablar de este problema, el síndrome de excitación genital persistente. Consiste en una condición rara en la que las personas sienten que están al borde del orgasmo casi constantemente, y pueden tener alrededor de un centenar de orgasmos cada día. Lejos de parecer divertido, para los que lo padecen es realmente agotador y muchos pacientes luchan para aliviar los síntomas que pueden incluir hinchazón y dolor, aparte de los obstáculos a nivel social que puede acarrear este síndrome.

Publicidad