Novalife » Sexualidad

CUNNILINGUS

¿Aburrida de cómo te hace el sexo oral? El método Kivin viene a salvarte

El método Kivin es la mejor técnica de sexo oral con la que el orgasmo no tardará en llegar más de tres minutos.

Pareja aburrida

iStock Pareja aburrida

Publicidad

El sexo oral para las mujeres es algo muy íntimo y que en ocasiones solo compartimos con personas de confianza. A causa de la educación sexual que recibimos, las mujeres rechazamos en más ocasiones que los hombres esta práctica. La razón es que tenemos aún muchos tabúes entorno a nuestros genitales y nos da vergüenza que alguien se meta ahí abajo de buenas a primeras. Afortunadamente, esto está cambiando y el sexo oral es nuestra próxima conquista.

El auto conocimiento es la clave para darnos cuenta de que es natural tener vello, es natural que tengamos un sabor y olor propio en cada una de nosotras y es natural y lícito que pidamos sexo oral. Otra de las razones por las que nos cohibimos con esta técnica es que, por lo general, no sentimos una satisfacción rápida, sino que nuestra pareja pasa un buen rato lamiendo y chupando y a nosotras nos cuesta concentrarnos y dejarnos llevar. Sentimos presión por tardar demasiado en alcanzar el orgasmo y, para ser sinceras, tanto lametón no siempre es satisfactorio. Por eso, el método Kivin para el sexo oral es perfecto. Es una técnica que nos da las claves para tener un sexo oral satisfactorio y que puede conseguir que no se eternice nuestro amante y que a nosotras nos guste y no se nos vaya la cabeza a otra cosa.

Qué es el método Kivin

El método Kivin es una técnica para realizar sexo oral sobre la vulva y que se centra en eso, la vulva y más concretamente el clítoris. Cómo ya sabemos, el clítoris con sus más de 8000 terminaciones nerviosas está ahí para que lo disfrutemos, para que lo toquemos, para que lo amemos y recibamos placer. También sabemos que cuando nos estamos estimulando o teniendo un encuentro con otra persona y lo tocamos, el orgasmo llega con mayor facilidad. Esto podemos aplicarlo al sexo oral, pero muchas veces el clítoris se mueve y la lengua de nuestra pareja no es tan habilidosa como para tocar en el punto exacto. Por eso, el método Kivin nos da el truco infalible para estimular el clítoris y la vulva durante el sexo oral y que el orgasmo no tarde más de tres minutos en llegar.

Cómo se hace sexo oral con Kivin

Para poner en práctica la técnica Kivin solo hay que cambiar tres cosas de lo que hacemos habitualmente durante el sexo oral.

Cambia la postura

Habitualmente cuando recibimos sexo oral nos tumbamos, abrimos las piernas y dejamos que nos estimulen. Con este método, lo que tenemos que hacer es ponernos de lado y subir una pierna sobre el hombro de nuestra pareja que se colocará apoyado sobre uno de sus brazos y con la cara apoyada en la cara interna de nuestro muslo.

De esa manera estaremos colocadas de lateral y nuestra pareja podrá apoyarse en uno de nuestros muslos. Debes dejar espacio entre tus piernas para que esté cómoda y tenga espacio. Un buen truco para estar más cómodas es colocar cojines que nos ayuden con la inclinación y para que quien esté realizando la práctica esté cómoda.

Ropa interior en el suelo | iStock

Que el clítoris no se mueva

Cuando nos realizan sexo oral se suele mover el clítoris al ritmo de la lengua y esto no siempre es positivo ya que entonces no generamos un focus de estimulación directa. Y eso es lo que buscamos con esta técnica, que la estimulación esté dirigida casi exclusivamente sobre el clítoris. Para conseguir que no se mueva nuestra pareja tendrá que sujetar el clítoris con sus dedos haciendo una forma de pinza, así quedará el clítoris sujeto entre el dedo índice y pulgar y tendrá mayor acceso y podrá estimularlo de una forma más cómoda sin que se mueva.

Nada de lametones

El sexo oral que conocemos habitualmente es el de los lametones sin sentido. Ya es hora de que esto se acabe. El buen sexo oral se basa en pequeñas succiones y estimulaciones con la punta de la lengua pero rozando donde hay que rozar, es decir, en el clítoris.

El movimiento que hay que realizar es el de mover la lengua a ambos lados del clítoris. De izquierda a derecha, derecha a izquierda, de izquierda a derecha, de derecha a izquierda y así con el clítoris sujeto entre los dedos. La acción debe realizarse sobre el capuchón del clítoris para que el estímulo sea suave y directo.

Los muslos y el perineo son la clave

En los muslos tenemos muchas terminaciones nerviosas que provienen del clítoris y del área genital, así que antes de lanzarnos directamente a estimular la vulva y el clítoris debemos pasar por los muslos.

El perineo es otra de las claves estrella de Kivin. Durante el sexo oral, además de estar atendiendo correctamente al clítoris, el perineo debe ser acariciado de forma sutil. El perineo es esa piel suave y muy receptiva que hay entre la vagina y el ano. Tocando el perineo notamos las contracciones musculares que se generan cuando estamos a punto de tener un orgasmo. Si tenemos ahí colocados los dedos de la mano que nos queda libre, seremos capaces de sentir cuando el orgasmo llega, intensificarlo tocando un poco más fuerte esa zona y generando un orgasmo más potente.

Trucos que debes apuntar

En el momento en el que en el perineo se sientan las contracciones es cuando hay que intensificar la acción sobre el clítoris. No hay que dejar que se escape y es importante concentrar la energía en tocar esos dos puntos a la vez.

Cada persona tenemos una sensibilidad genital diferente, ten en cuenta esto de tu pareja y hablad antes de si la estimulación directa sin rodeos le es satisfactoria o no. En el caso de que no sea así, realizad muchos juegos previos al sexo oral e id más despacio para preparar

Publicidad