Novalife » Sexualidad

PLACER

5 formas de masturbarte y de recordar cómo lo sentiste la primera vez

¿Te acuerdas de cómo te sentiste la primera vez que te tocaste? Mayo es el mes de la masturbación y lo celebramos con ideas que nos hagan recordar esas primeras experiencias.

Publicidad

“La masturbación es algo normal y propio de la sexualidad humana. Debería ser enseñado a nuestros jóvenes “ dijo Joycelyn Elders en 1994 durante la conferencia de las Naciones Unidas sobre el sida. Fue tan polémica su declaración que por eso hoy celebramos en mayo el mes de la masturbación, en honor a las sabias palabras de Elders.

Hoy en día nos parecería un acierto hablar así en un foro como el de aquella conferencia, pero Elders, a cambio de impulsar la normalidad con la que hablamos hoy del sexo, perdió su trabajo y el apoyo de la Casa Blanca, ya que al señor Clinton no le parecieron muy acertadas sus palabras.

A los que sí les parecieron muy bien fue a la compañía Good Vibrations de San Francisco que fueron los que impulsaron en 1995 que mayo fuera el mes de la masturbación coincidiendo con la fecha en la que Elders pronunció sus polémicas y famosas palabras.

La masturbación ya es menos tabú que antes. Ya hemos asumido que todas y todos nos auto erotizamos y que tiene múltiples beneficios. Con un solo clic podemos saber qué beneficios tiene la masturbación, como relajarnos, conectar con nosotras mismas, saber lo que nos gusta y lo que no, nos ayuda a conciliar el sueño... y otros beneficios que no son tan físicos y que generan un bienestar que ayuda a otras facetas de la vida.

Nos ha costado llegar hasta aquí y la masturbación femenina está dejando de ser tabú en parte gracias al boom de juguetes eróticos y la acción de sexólogas que hemos dicho que basta ya de tanto tabú sobre el placer femenino. Está genial todo esto, pero tenemos que reconocer que por el camino hemos perdido algo.

Por el camino hemos perdido un poco la esencia de la masturbación y es que ha sido absorbida por la vida, lo cotidianidad y las prisas y en esto también han ayudado los juguetes eróticos. Nos han dado lo que pedíamos, una placer rápido y con prisas.

Por eso, este mes reivindicamos el placer de deleitarnos sin juguetes, con paciencia, con tiempo y recordando cómo lo hacíamos antes, cuando descubrimos lo que era el placer.

Cómo masturbarse a lo vintage

Te damos una serie de ideas para masturbarte sin juguetes y dedicándole tiempo, como lo hacíamos antes cuando descubrimos nuestros placeres.

1- Coge la almohada.

Te vale almohada, cojín o lo que tengas que se le parezca. Colócalo sobre la cama y túmbate. Piensa en cómo te roza, en cómo hace que tu pubis se excite y rózate con él. Déjate llevar por tu propio ritmo.

2- Usa tus dedos para explorar por fuera y por dentro.

Tócate como si acariciaras un flor, muy suavemente y cuando te apetezca entrar dentro, muévelos cambiando el sentido de vez en cuando.

3- Siéntate, cierra las piernas y disfruta.

Siéntate sobre una silla, aprieta las piernas contrayendo tu vulva y mécete desde adelante hacia atrás, verás como la excitación va creciendo.

4- Ponte un lubricante con efecto. Aplica sobre la vulva un lubricante con efecto vibrador, calor o frío, el que más te guste y déjalo que actúe centrándote en lo que te está haciendo sentir.

5- Explora más allá y pasa tus manos por otras zonas como el perineo con la ducha o con tus dedos.

Publicidad