La mayor parte de las veces, la inflamación es generada por una infección bacteriana y se llama infección urinaria. Puede que tengas predisposición a tenerla o, si eres afortunada, solo te ocurra alguna vez en tu vida.

En todo caso, es de fácil reconocimiento porque sus síntomas son muy evidentes, no te pasará en absoluto desapercibida: tienes muchas ganas de hacer pis, notas picor y enrojecimiento en la vulva, quemazón al orinar e incluso, dolor; el color del pis también varía (es más lechoso) y a veces también el olor, e incluso, puede haber restos de sangre.

Hemos visto su sintomatología, pero, ¿puedes hacer algo para prevenir la cistitis? “La cistitis se considera una infección del tracto urinario inferior, específicamente de la vejiga, causada en más del 95% de los casos por la bacteria E.coli”, explica Miguel Ramírez Backhaus, de la Clínica Urosalud en Valencia, miembro de Top Doctors.

La mejor forma de prevenirla es seguir las siguientes recomendaciones:

- Consumir más de 2 litros de agua al día.

- Orinar frecuentemente, cada 2 o 3 horas.

- Las mujeres deben limpiarse de adelante hacia atrás.

- Mantener buena higiene genital.

- Evitar estreñimiento y diarrea.

- Utilizar ropa interior de algodón y evitar los tangas.

- Antes y después del sexo, se debe lavar el área genital y orinar.

- El agua con limón ayuda a acidificar la orina, lo que puede contribuir en la prevención de infecciones.

Arándanos | iStock

Si sospechas que tienes cistitis, “Lo primero es realizar una analítica y cultivo de orina para así poder identificar la bacteria responsable y tener información del tratamiento antibiótico adecuado”, explica el doctor.

Y para responder a la pregunta que titula este artículo, seguramente hayas oído hablar de lo beneficiosos que resultan los arándanos para tratar este problema de salud, pero, ¿esto es cierto? ¿qué hacen los arándanos? “Los arándanos y otros complementos alimentarios, de los cuales la D-manosa es el más importante, se basan en la prevención de la cistitis, ya que contienen polisacáridos, específicamente proantocianidinas (PAC) que evitan que las bacterias, específicamente proantocianidinas (PAC) que evitan que las bacterias, específicamente la E.coli se adhiera a las paredes de la vejiga y por lo tanto son arrastradas con la orina”, dice el médico.

Existen otros remedios naturales que pueden mejorar tu estado, y son todos muy económicos, como pueden ser el perejil en rama (cortas unas hojas y haces una infusión con ellas), o el bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana mezclados con agua). Puedes ver estos remedios y otros en este vídeo.

En todo caso, si crees que la tienes es importante que pases a ver a tu médico para que te indique el tratamiento farmacológico más apropiado.