Los pantalones son esa maravillosa prenda de ropa que tenemos en el armario de diferentes formas, colores y estilos. Los usamos diariamente en cualquiera de sus formas, ya sean acampanados, anchos, pesqueros, chinos, de cintura alta, media o baja. Pero siempre estará esa estrella que no pasa de moda: los vaqueros ajustados. Los podemos usar prácticamente para todo y nos permiten realizar casi cualquier actividad. Sin embargo, aunque seamos amantes de los pantalones ajustados, nos pensaremos dos veces si usarlos o no después de ver este vídeo.

A pesar de ser casi la prenda más común en todas las casa, un básico para ir vestida y perfecta para cualquier ocasión, las mujeres no han podido llevar pantalones toda la vida. Aunque no reparemos a la hora de ponernos nuestros usuales y comunes pantalones, nosotras sólo usábamos faldas y vestidos. Las mujeres no teníamos ese derecho, ni al hacer deporte, ya que por un tiempo fue una prenda exclusiva de hombres, y que las mujeres no consideraban femenina. Fue precisamente una mujer, una feminista, Amelia Bloomer, la primera en querer introducir los pantalones, sin éxito. Más tarde, se empezaron a introducir en el mundo femenino poco a poco, al principio para realizar actividades deportivas, como para montar en bicicleta usar unos bombachos, o la falda-pantalón para montar a caballo. Su uso generalizado llegó en la época de la guerra, a causa de que las mujeres necesitaban trabajar en labores que antes no eran propias de mujeres, pero sólo en el ámbito laboral.

Fue la diseñadora Coco Chanel quien empezó a marcar el cambio en el vestuario femenino, introduciendo los pantalones y llegando a día de hoy a ser un indispensable en cualquier armario femenino. Los famosos skinny jean, muy ajustados y ceñidos, marcando la figura de la mujer llegaron a partir del 2005, y nunca se fueron de nuestra vida. No obstante, en este vídeo te contamos la razón por la que deberías replantearte el uso continuo de este tipo de pantalones tan apretados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El truco definitivo para coger el bajo de los vaqueros sin ser un experto

Aprende a desgastar tus pantalones vaqueros sin echarlos a perder

Así debes lavar la ropa para que siempre salga suave y con aroma