Permanecer de pie o sentado durante muchas horas es una de las principales causas de una mala circulación en el cuerpo. Por eso, es imprescindible tener una vida activa, realizar ejercicio moderado y andar diariamente para evitar la sensación de hormigueo y frío en las extremidades.

Aunque incorporar alimentos como la cúrcuma, el limón y hasta las pipas de girasol pueden mejorar la circulación y ser un apoyo para este trastorno, siempre es recomendable, en estos casos, acudir al médico.

CÚRCUMA PARA LA CIRCULACIÓN:

La cúrcuma posee numerosas propiedades antiinflamatorias, anticancerígenas, antioxidantes y protectoras. Por eso, preparar una leche dorada con este ingrediente es una buena alternativa para mejorar la circulación.

Ingredientes:

• 1 taza de leche vegetal (almendra, arroz, coco, etc.)

• ½ cucharada de pasta de cúrcuma

• 1 cucharadita de miel

Preparación:

• Calentad todos los ingredientes, menos la miel, en una cacerola y revolved de forma constante para que los ingredientes se disuelvan antes de hervir.

• Luego, agrega la miel y consumid la bebida caliente.

INFUSIÓN DE JENGIBRE:

Es conocido que el jengibre tiene múltiples beneficios para la salud. Uno de ellos, es mejorar la circulación sanguínea. Por ello, consumirlo frecuente ayuda a movilizar la energía y además, se puede incorporar a diario en diversas recetas como sopas, dulces o infusiones.

Ingredientes:

• 1 cucharada de raíz de jengibre rallada.

• 1 vaso de agua.

Preparación:

• Colocad a hervir el agua y mientras, limpiad y rallad el jengibre.

• Cuando el agua esté caliente, añadid la raíz del jengibre y dejad reposar durante 10 minutos antes de consumir.

Otra opción para consumir jengibre es mezclarlo con piña para hacer un zumo ya que esta fruta es excelente para contrarrestar el estancamiento de líquidos. Además, tiene efectos diuréticos y es rica en fibra lo que mejora el tránsito intestinal y favorece la eliminación de toxinas.

Piernas cansadas | iStock

ZUMO DE NARANJAS CON AJO:

No es un secreto que el ajo es un poderoso alimento para fortalecer la salud ya que es rico en vitaminas, antioxidantes y minerales que ayudan a limpiar la sangre. Además, también eliminan la acumulación de lípidos y toxinas que mezclados con las naranjas fortalecen las arterias.

Ingredientes:

• 5 naranjas

• 2 dientes de ajo

• 1 taza de agua

Preparación:

• Combinad todos los ingredientes en una licuadora hasta que estén bien integrados y luego, consumid en ayunas.

Otra alternativa para mezclar con naranjas son las remolachas porque tienen un alto contenido de ayuda a aumentar los glóbulos rojos y mejorar la circulación. Además, disminuye los síntomas de debilidad y previene la anemia.

PIMIENTA DE CAYENA:

Aunque pueda ser un poco incómodo tomar infusión de pimienta de cayena, esta especia es rica en antioxidantes y ayuda expulsar el exceso de lípidos, limpiar la sangre y favorecer su flujo. Por lo cual, es un excelente aliado para mejorar la circulación.

Ingredientes:

• Una pizca de pimienta de cayena

• 1 vaso de agua

Preparación:

• Diluid una pizca (cucharadita) de pimienta de cayena en un vaso de agua tibia y consumid una vez al día con moderación y en ayunas.

PIPAS DE GIRASOL PARA LA CIRCULACIÓN:

Es una alternativa económica y fácil de consumir. Las semillas de girasol contienen potasio y magnesio, lo que ayuda reducir el riesgo de padecer problemas circulatorios, cardíacos o cardiovasculares. Una buena forma de ingerirlas es agregarlas en ensaladas, sopas o como snack en la merienda.

Otras alternativas para evitar la mala circulación:

• Evitar los alimentos ricos en sal ya que hace retener líquidos y empeora la circulación.

• Usar ropa muy ajustada no es recomendable cuando se tiene mala circulación. Prendas como fajas, cinturones y hasta zapatos pueden empeorarla.

• Mantener una actividad física diaria es tan importante como un buen descanso. Por eso, es recomendable colocar una almohada alta en la cama, para así mantener los pies más elevados que el resto del cuerpo y poder relajar mejor las piernas.