Novalife » Salud

EVITA EL CONTAGIO

¿Tienes pies de atleta? Qué es y cuáles son sus síntomas

Contagiosa y de transmisión directa, se trata de una de las enfermedades más comunes entre los deportistas.

Zapatillas deporte

Envato Zapatillas deporte

Publicidad

No importa si somos capaces de superar los grandes retos de una buena sesión de ejercicios o si todavía estamos comenzando una rutina. El riesgo a la hora de sufrir infecciones muy desagradables está siempre presente, sobre todo si no somos extremadamente cuidadosos a la hora de mantener una correcta higiene o elegir el equipamiento correcto para el deporte en cuestión.

Hacer ejercicio regularmente no solo nos pide mantener una dieta adecuada o realizar correctamente los ejercicios, sino que uno de los puntos más importantes que se deben tener en cuenta es la higiene. Esto es algo que no solo debe preocupar a los deportistas, sino también a aquellos que quieran practicar deporte por pasión o salud. Y es que, a pesar de que pueda acudir a nuestra mente que no hemos sudado suficiente o que el esfuerzo ha sido mínimo, nuestro cuerpo tiene formas de avisarnos de que debemos ser cuidadosos.

Uno de los problemas más comunes entre los que practican deporte es la presencia de infecciones causadas por hongos. Entre la larga lista de infecciones que pueden causar, una de las más conocidas es el pie de atleta, nombre bastante extendido pero que pocas personas llegan a reconocer correctamente.

Pie atleta
Pie atleta | Envato

¿Qué es el pie de atleta y cuáles son sus causas?

El pie de atleta, también conocido como tiña del pie, es una infección causada por hongos que comúnmente aparece en los dedos de los pies. Esto se debe a que el hongo ataca especialmente esta zona debido al uso de zapatos cerrados que crean un ambiente cálido y húmedo. Por supuesto, no es la única zona afectada ya que también puede presentarse el problema en los talones y laterales del pie.

Normalmente este tipo de hongo se transmite por contacto directo, zapatos, calcetines o lugares con bastante humedad, como bien pueden ser las piscinas o las duchas de los gimnasios. Por ello, se trata de una infección muy extendida entre los deportistas al utilizar estas instalaciones.

¿Cuáles son los síntomas del pie de atleta?

A pesar de ser una infección bastante común, incluyendo a personas ajenas a la práctica del deporte, los síntomas pueden ser distintos. Después de todo, existen tres tipos de pies de atleta causados por distintos tipos de hongos. Sin embargo, sí existen algunos síntomas más comunes que otros e incluso con más o menos presencia dependiendo del momento en el que tomemos las medidas necesarias para su curación.

  • Ampollas
  • Enrojecimiento de la zona
  • Inflamación
  • Mal olor
  • Picor
  • Piel seca en escamas

Además de los síntomas mencionados anteriormente, también existen casos en los que las uñas son las que se ven afectadas. En caso de que el hongo haya llegado a causar daño en la uña, entonces se presenta decoloración de la zona, engrosamiento y, en casos extremos, posibilidad de desprendimiento de la uña.

Lo que sí debemos tener en cuenta, ya sea a la hora de curarlo como de haber pasado por el pie de atleta, es que se trata de una infección capaz de transmitirse fácilmente y de repetirse. Padecerla una vez y superarla no significa que nos salvemos de contagiarnos nuevamente, por lo que debemos realizar una serie de pautas para evitar enfrentarnos a este problema.

Pies
Pies | Envato

¿Cómo puedo evitar contagiarme?

Como bien puedes comprobar, no es necesario ser deportista o amante de este para contagiarse de esta infección. De hecho, en la mayor parte de los casos se debe a un exceso de humedad que puede causarse por haber estado expuestos a la lluvia y dejar los pies durante demasiado tiempo mojados. Por ello, en caso de querer prevenir el pie de atleta, hay una serie de consejos que debemos tener en cuenta:

  • Procura mantener tus pies secos y, sobre todo, secar con precisión entre los dedos
  • A la hora de acudir a piscinas o duchas públicas, utiliza chanclas en todo momento
  • Asegúrate de usar zapatos bien ventilados y fabricados con materiales que permitan la transpiración
  • Usa calcetines limpios y, a ser posible, de algodón. A este punto añádele la necesidad de cambiarlos las veces que sea necesario para mantener tus pies secos
  • Lava tus pies a diario con agua y jabón, secando muy bien estos

En caso de contagiarte y para evitar su propagación, nunca toques las zonas afectadas con las manos al descubierto porque estas podrían llegar a verse afectadas en caso de rascar o tocar los pies. Además, no debes compartir tus zapatos y siempre debes realizar una limpieza en estos para evitar el contagio tras realizar el tratamiento apropiado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Cómo curar un uñero del pie fácilmente

Publicidad