Mejor, opta por otras soluciones

Mejor, opta por otras soluciones

¿Tiene sentido ponerse yogur en la vagina?

Seguro que lo has leído alguna vez en redes: aplicar yogur en los genitales femeninos ayudaría a la flora de la vagina, combatiría infecciones, recuperaría el ph de esta zona tan delicada (si se hubiese visto dañado por algo) y etc. “A mí, mi ginecóloga me recomienda hacerlo de vez en cuando”, afirma una treintañera muy convencida de ello. Pero, ¿qué base tiene esto, si es que tiene alguna? ¿es realmente beneficioso? ¿puede entrañar algún peligro?

Yogur
Yogur | iStock

Lucía Martín (@Luciamartin) | Madrid | 01/08/2018

Hablamos con la ginecóloga Miriam Al Adib Mendiri, quien nos ilustra sobre la materia.

Lo primero que hay que decir es que la flora vaginal está formada por un montón de microorganismos beneficiosos: estos “bichitos” la protegen de infecciones. Utilizan la glucosa que está en nuestros genitales y la transforman para entre otras cosas, mantener el ph de esta zona. “Esta flora está compuesta por muchos microorganismos y los más numerosos son los lactobacilos, que proceden del intestino y esta migración desde el intestino suele comenzar con la primera menstruación”, aclara.

Esa población de lactobacilos puede verse afectada por muchos factores: si estás tomando antibióticos, por ejemplo, la ingesta de anticonceptivos, cambios hormonales.. Y si se ve mermada, evidentemente, disminuyen las defensas de esta parte de tu cuerpo, lo que puede favorecer por ejemplo, la aparición de infecciones. Y de ahí vendría la idea de utilizar yogures en tus partes íntimas, para incrementar la población de lactobacilos. “El yogur tiene lactobacilos, pero es un compuesto preparado para consumo oral. Además, ¿cuántos lactobacilos tiene? ¿qué cantidades necesitarías para que fuese realmente efectivo? Lo ideal sería tomarlos en preparados específicamente pensados para ello”, dice la ginecóloga.

Genitales | iStock

¿Cómo suelen usar yogur las defensoras de este método? ¿Se pone en los labios menores? “Se lo meten con una jeringa en la vagina, tal cual, pero repito, el yogur está pensado para tomarlo oralmente, no es un preparado para la vagina. Para esto hay compuestos, que no son medicamentos, son complementos alimenticios, que cuentan con las cepas de lactobacilos más apropiadas para esta parte del cuerpo”, añade. “Vale que antiguamente, cuando no existían, se hiciera lo del yogur, pero ahora…”.

Aparte de estos compuestos, para mantener la flora de tu parte íntima es importantísima la alimentación, que debe tener probióticos (el kéfir, por ejemplo) y prebióticos (la fibra). Con alimentos ricos en unos y otros lo que estás consiguiendo es un “chupinazo” de bacterias buenas para el intestino y la zona vaginal. Y fundamental también, evitar el consumo de azúcar: “A los hongos les gustan mucho los azúcares, y por ejemplo, si tienes tendencia a tener hongos convendría evitar los azúcares, en general, si quieres tener una flora beneficiosa para tu organismo, conviene evitarlos”. Los preparados de lactobacilos para la vagina existen en forma oral y también de aplicación vaginal.

Pero volvamos al titular de este artículo, si te pones yogur, ¿podría tener efectos negativos? “No, no te haría daño porque la vagina es muy agradecida pero ya te digo que lo idóneo es tomarlo en las opciones que hemos comentado”, finaliza. Y en todo caso, de aplicar el yogur en tus genitales, éste no debería ser con azúcar ni de sabores: cuanto más natural, mejor.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.