Más comunes en mujeres

Más comunes en mujeres

11 signos de que tu dolor de cabeza es en realidad una migraña

Solo conociendo bien los síntomas podrás tratar adecuadamente ese incómodo dolor de cabeza.

Las migrañas son tres veces más comunes en las mujeres que en los hombres, sin embargo, más de la mitad de las personas que las sufren nunca son diagnosticadas correctamente. Así que si consideras que tus dolores de cabeza no son normales, quizás deberías tomarte unos minutos para aprender más sobre esta dolencia y conocer sus tratamientos.

Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, una migraña es una enfermedad cerebral que causa dolores incómodos que pueden durar desde cuatro horas hasta tres días. Si bien la causa exacta de este malestar es desconocida, los expertos aseguran que los genes y los factores ambientales desempeñan un papel importante. También se sabe que los síntomas son provocados por un cambio en la actividad química del cerebro, que afecta tanto al sistema nervioso central como al periférico.

¿Cómo saber entonces si tienes migraña o simplemente dolor de cabeza producido por una sinusitis? Difícil pero no imposible. Las migrañas pueden mostrar síntomas antes, durante y después. Eso sí, no en todas las personas se manifiesta de la misma manera, y tus dolores pueden ser completamente diferentes a los de tu amiga. Estas señales pueden aparecer de forma gradual o repentina. A veces empiezan de la noche a la mañana, lo que hace que te despiertes con un buen dolor de cabeza, pero no siempre es así. Básicamente, cada migraña es diferente y no hay una regla de tres exacta que defina los indicios para que estés preparada. Lo sentimos.

No obstante, si experimentas alguno de los síntomas que desarrollamos a continuación, lo más seguro es que ese dolor de cabeza recurrente que no se te quita con ibuprofeno sea en realidad una migraña:

1. La vena palpitante

Un dolor de cabeza normal y corriente causa un dolor sordo y global que es más una molestia que algo que te impida hacer tu vida normal. Pero si puedes sentir el latido de tu corazón en la cabeza o si te tocas la sien y notas palpitar la vena como si te fuera a explotar el cerebro, lo más seguro es que se trate de una migraña.

2. Dolor solo en un lado de la cabeza

Mientras que las migrañas se pueden experimentar en ambos lados de la cabeza, el tormento en un lado únicamente es una señal inequívoca de que se trata de algo más que un simple dolor de cabeza. La tensión generalmente se presenta como dolor en todas partes, y si tiene que ver con la sinusitis, se mostrará como una presión alrededor de las mejillas, los ojos y la frente.

3. Luces, destellos y chispas

Suena divertido, pero no lo es tanto. Las migrañas producen una actividad eléctrica desde la parte posterior hasta la parte frontal del cerebro. Cuando eso sucede, disminuye el flujo de sangre al cerebro y todo se ralentiza. De ahí que muchas personas experimenten una especie de aura visual que puede manifestarse de diferentes maneras: luces brillantes, colores, visión ‘pixelada’, destellos en un lado del campo visual o líneas de colores en zigzag. Estos cambios en la visión no suelen ocurrir con un dolor de cabeza normal.

4. Debilidad y hormigueo

La visión no es lo único que se ve afectado por la disminución de la velocidad del cerebro. Las migrañas también pueden presentarse a nivel sensorial en forma de entumecimiento, hormigueo o incluso debilidad en un lado del cuerpo. Algunas personas pueden tener problemas para hablar, algo similar a lo que sucede durante un derrame cerebral. Pero tranquila, no tiene relación alguna.

5. Náuseas 3.0

Las migrañas suelen ir acompañadas de náuseas, mareos o incluso vómitos. Esto se debe a que nuestro intestino tiene un sistema nervioso propio y, cuando se activan los nervios cerebrales, también se activan los intestinos. Los expertos creen que ‘las tripas’ se vuelven más lentas durante una migraña, lo que puede provocar las náuseas. Y hay estudios que demuestran una asociación entre migrañas y trastornos gastrointestinales.

Dolor de cabeza | iStock

6. El sentido del olfato se amplía

Cuando tienes una migraña, el cerebro está ‘hiperexcitado’. Todo en realidad está a tope de power, por lo que es muy normal que percibas más de lo habitual los ruidos, las luces y los olores. Y hasta que te molesten. Esta es la razón por la que muchas personas que sufren de migraña buscan refugio en una habitación oscura, tranquila y fresca cuando el dolor es más intenso.

7. Estás totalmente out

Antes de una migraña, puedes notar que llevas un buen rato luchando por leer el documento que tienes delante. Incluso durante y después del dolor puedes sentirte fuera de plano. Es normal, la dificultad para concentrarse va unida a esta enfermedad y, como hemos visto, tiene que ver con la desaceleración del cerebro.

8. No puedes hacer vida normal

Una migraña no es solo un dolor de cabeza. Una migraña pude llegar a ser incapacitante, a interferir profundamente en tu día a día. La intensidad del dolor es a veces demasiado aguda como para cumplir con todas tus obligaciones laborales o sociales. Si estás tratando de hacer cosas pero tu cerebro dice ‘lo siento, no te voy a dejar’, es otra señal de que no es un dolor de cabeza típico.

9. Te agotas

Durante todas las fases de una migraña tu cerebro estará muy ocupado haciendo una fiesta, y esa fiesta puede ser agotadora. La sensación de que no hay café que te despierte puede durar incluso varios días después de que hayas pasado una migraña. Tu cabeza está tratando de limpiar el desorden mientras lidia con la resaca, y necesita energía para hacerlo.

10. El cuello del faquir

El nervio trigémino desempeña un papel protagonista en las migrañas. Cuando se activa, se comunica con una vía principal de dolor en la región superior de la médula espinal y envía señales hacia el cerebro, hacia la parte superior del cuello. Esto te causará dolor y rigidez en esta zona, algo así como si te hubieras tragado una espada.

11. El dolor parece eterno

Las migrañas pueden durar desde cuatro horas hasta tres días. Lo normal es tener varias al año, pero hay quien incluso sufre más de una al mes. Los dolores de cabeza regulares no son tan frecuentes. Si es tu caso, lo mejor es que acudas a un especialista.

Laura Sánchez (@lauraslara) | Madrid
| 12/02/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Salón comedor moderno con muebles de palés

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.