Trabajos en una peluquería, en una clínica dental, en un quirófano, en una tienda, en la jardinería o en un bar son algunos de los oficios que requieren pasar muchas horas de pie. Es normal que al final de la jornada y eventualmente, los pies o las piernas se hinchen y duelan, aumenten los dolores de espalda, musculares o circulatorios. Estos síntomas son algunas de las consecuencias que conlleva pasar mucho tiempo parado. Si en tu trabajo exige que te permanezcas de pie durante largos periodos de tiempo, puede que los consejos que te proponemos en el vídeo te ayuden a aliviar y evitar dolencias y efectos negativos.

Mantenerse muchas horas de pie en una posición prácticamente estática puede llegar a cansar tanto o más que correr; las piernas y los pies soportan durante todo ese tiempo el peso del cuerpo y los músculos de estas extremidades se mantienen en tensión. Además la ausencia de movimiento en el cuerpo empeora la circulación, por lo que llega menos oxígeno a las piernas y los pies. Es distinto cuando caminamos o corremos, pues los músculos van necesitando cada vez más oxígeno, por lo que el organismo necesita más energía para distribuirlo más rápido, así que se acelera nuestro ritmo cardíaco y llega más cantidad de sangre a todas las partes del cuerpo y alternamos constantemente el apoyo de los pies.

Nada en exceso es bueno: ni estar sentado durante toda la jornada, ni de pie, ni correr todo el día. Por ello es importante crear ciertos hábitos en nuestro cuerpo para asegurarnos mayor bienestar. Prueba a realizar los ejercicios que te recomendamos en el tutorial en vídeo y a seguir los consejos que te proponemos en el mismo y notarás cómo tu cuerpo lo agradece.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tips para aliviar el dolor y la hinchazón de piernas

Espaldas, hombros, garganta... alivia estos y más dolores con el truco de la pinza