Novalife » Salud

¡PROTÉGETE!

Seis trucos para evitar una insolación este verano

El calor puede jugar malas pasadas. Por ello, este verano no dejes que eso pase y adopta estas seis medidas que aquí te dejamos para evitar sufrir una insolación.

Louisa Warwick

GTRES Louisa Warwick

Publicidad

Nos pasamos casi todo el año queriendo que llegue el calor y el buen tiempo, sin embargo, muchas veces no somos realmente conscientes de que las elevadas y sofocantes temperaturas e incluso la humedad excesiva del verano pueden desencadenar en algún que otro importante susto. Y es que, la sobrexposición al sol puede conllevar a una insolación o a un golpe de calor que pueden derivar en graves consecuencias.

Pese a que no todo el mundo tiene el mismo riesgo de sufrirlas, es necesario que todos hagan uso de una serie de recomendaciones para poder prevenirlas. Por ello, aquí te dejamos seis trucos para evitar la insolación:

1. Usa ropa ligera. Es importante vestirse con prendas adecuadas. Lo ideal es evitar los atuendos oscuros y utilizar atuendos claros ya que estos últimos rechazan la luz solar. Otro factor considerable es que la ropa sea de algodón dado a que permite la transpiración.

2. Hidrátate. Es, sin duda, a lo que hay que regirse. Y es que, es fundamental mantener el cuerpo hidratado bebiendo aproximadamente unos 2-2,5 litros de agua al día. Por ello, es primordial no olvidarse de llevar siempre encima una botella de agua y es aconsejable evitar el exceso de alcohol dado a que ello contribuye a la deshidratación.

3. Lugares con sombra. Es conveniente estar en sitios donde haya sombra y no permanecer en aquellos en los que haya una exposición de sol prolongada.

4. Evita ciertas horas. Prescinde de las horas en las que se alcancen las temperaturas más altas, es decir, entre las 12:00h y las 17:00h. Si vas a realizar algún tipo de actividad o vas a salir a hacer deporte evita las horas de mayor calor, siendo ideal que lo hagas a primera hora de la mañana o a última de la tarde.

5. Complementos que te protejan del sol. Llévate gafas de sol, sombrillas, abanicos o gorras con las que permanecer a la sombra, especialmente si formas parte de aquellos grupos más vulnerables como los niños o ancianos.

6. Aire acondicionado. Es esencial mantener frescos los espacios cerrados, como el hogar y, sobre todo, los vehículos. En su defecto, si no se dispone de aire acondicionado, se pueden utilizar otros aparatos como el ventilador.

Seguro que te interesa...

Así debes cuidar la piel después de tomar el sol

Publicidad