Fíjate en su frecuencia

Fíjate en su frecuencia

Sangrado entre reglas o spotting, ¿por qué ocurre?

¿Debe preocuparme esas manchas de sangre en medio del ciclo? Eso es lo que se denomina Spotting o sangrado intermenstrual y éstas son algunas de las causas que lo provocan.

A veces durante nuestros ciclos menstruales se producen pérdidas, es lo que llamamos spotting, sangrado intermenstrual o sangrado de ovulación. Básicamente este sangrado es, como su propio nombre indica, un sangrado que se produce en un momento intermedio del ciclo. Suele aparecer en una fecha cercana a la ovulación, la cantidad de sangrado es escasa y proviene del útero.

“El sangrado intermenstral se produce a raíz de las variaciones hormonales de estrógeno y progesterona, que ocurren en la fase ovulatoria del ciclo menstrual, de ahí que este sangrado suela aparecer en este momento del ciclo”, nos explica Fernanda Romo Ayala, pedagoga y terapeuta menstrual, creadora de Había una vez una Mujer y próximamente, Menstruapedia, proyectos dedicados a la salud y educación menstrual.

Arroyo aclara que “Una vez ocurrida la ovulación los niveles de progesterona comienzan a subir. Esta hormona es fundamental para mantener firmes las paredes del endometrio que previamente ya se ha ido engrosando desde la fase folicular (es decir, desde la menstruación, hasta antes de la ovulación). Cuando los niveles de progesterona no son óptimos, el endometrio se desprende provocando este sangrado”. Se considera un signo tardío de ovulación porque sucede después de haber ocurrido ésta. Puede tardar de 1 a 2 días en salir esa sangre, por lo que nos percataremos de lo que ha ocurrido después de todo el proceso.

Seguro que alguna vez te has asustado al ver que tu ropa interior tenía manchas de sangre y estabas segura de que no era el momento en el que te iba a bajar la regla. Puede ser que esas manchas sean producto de esas variaciones hormonales. Pero, si nos ha ocurrido una vez, ¿somos proclives a que suceda en cada ciclo? La experta afirma que puede ocurrirnos en algún momento puntual de nuestra vida fértil. “Sobre todo en la menarquía, perimenopausia o menopausia”.

Por otro lado, hay que prestar atención a otros factores que pueden incidir en su frecuencia como los hábitos menstruales y la salud de cada mujer. Asimismo, puntualiza que “Suele ser un sangrado leve y esporádico. Pero como todo en lo relativo a la salud femenina, esto depende de las causas que lo originan y de la salud de cada mujer en particular. Si se convierte en algo habitual, hay que ver que está ocurriendo con tus hormonas y asesorarte con profesionales”.

Sangrado | iStock

¿Qué provoca el sangrado intermenstrual?

Cuando nos sucede esto intentamos buscar una explicación, el origen de ese sangrado más allá de lo ya mencionado. Romo identifica como posibles causas “un desequilibrio hormonal derivados de nuestros hábitos y estilo de vida, ya que éstos tienen directa relación con la salud hormonal y menstrual. Otra causa común es el S.I.M (sangrado intermenstrual) como un efecto secundario al uso de ACOS, un anticonceptivo combinado, o también en algunos casos puede ser el síntoma de alguna enfermedad ginecológica”.

El uso de anticonceptivos hormonales en algunos casos puede afectar y contribuir a que se produzca este sangrado. “Se produce por los niveles de la descarga hormonal del anticonceptivo que estés usando” puntualiza. La pedagoga menstrual aconseja comentarlo en la revisión ginecológica para buscar alternativas que permitan disminuir estos efectos secundarios.

¿Qué debemos hacer si tenemos un sangrado entre ciclos?

Siguiendo los consejos de Romo, lo primero que debemos hacer es observar sus características como la duración y cantidad del sangrado, si viene acompañado de dolor, qué color tiene y en qué día del ciclo se produce. Puedes anotar todos estos datos en tu diario menstrual. Es un buen recurso tener una agenda menstrual donde apuntar los cambios que vamos viendo a lo largo del ciclo así como las características físicas de nuestro flujo. Nos alienta a no olvidarnos de revisar el estado general de nuestra salud como los niveles de estrés, alimentación, descanso o un cambio en método anticonceptivo entre otros. Algo muy importante en lo que la terapeuta menstrual hace hincapié es en “No confundir S.I.M con metrorragia, que es otro tipo de sangrado menstrual de mayor cantidad e intensidad que el spotting”. Y por supuesto, si esto te ocurre muy a menudo consulta con tu médica o médico y acude a una revisión ginecológica.

María Torre
  Madrid | 24/05/2019

Los mas vistos

Hogarmania

Reciclando palés: Camas, armarios para la TV, mesas de salón y muchas ideas más

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.