Cepillado de dientes y acto seguido, sangre en el lavabo y en la boca: te sangran las encías. A veces, a cada lavado, y otras, de vez en cuando. ¿Por qué sangran las encías?

Hay muchos factores que pueden generar este problema, uno de los más comunes es la gingivitis (inflamación de las encías), pero no es el único por lo que, lo primero, si es un problema recurrente, debemos acudir al dentista para que nos haga un correcto diagnóstico de qué nos está generando ese sangrado: “Generalmente es por causa bacteriana, se nos va acumulando la placa bacteriana a las pocas horas de habernos cepillado y a las ocho horas ya tienes acumuladas muchas, por eso es fundamental cepillarse dos o tres veces al día, mejor tres que dos”, explica Guillem Solsona i Harster, especialista en Odontología y Estomatología en la Clínica Dental Bonadex y miembro de Top Doctors:

Pero antes de afirmar que el sangrado se debe a una causa bacteriana se debe hacer un correcto diagnóstico del mismo, tal y como hemos dicho arriba: “Hay otros factores que lo pueden generar, por ejemplo, cuando estás embarazada. En este caso el sangrado es debido a causas hormonales. También hay otro tipo de enfermedades que pueden causar el sangrado de encías, como la leucemia. O sea que necesita de un buen diagnóstico, correcto, por lo que es importante acudir al dentista”, insiste el médico.

Sangrado de dientes | iStock

¿Se puede hacer algo para evitarlo? “Si el dentista confirma que es por causa bacteriana, el paciente deberá limpiar bien estas bacterias. El profesional hará una limpieza dental y además, se debe enseñar al paciente a hacerlo correctamente, si no le has enseñado volverá a estar sucio. Hay que enseñarle los métodos adecuados para evitar que se acumule la placa bacteriana”.

Importante: cepillarse de 2/a 3 veces al día, no hace falta 4/5 veces. Después de cada comida. ¿Mejor un cepillo eléctrico o uno manual? “Cepillo eléctrico o cepillo manual es igual mientras lo hagas bien. Sí que es verdad que parece ser que hay estudios que revelan que el eléctrico cepilla más placa bacteriana, creo que es verdad, pero si te va bien manual, manual”, explica.

¿Cuánto rato debes estar cepillándote? “Unos dos minutos. Si lo hacemos rápido es demasiado poco”.

Cosas que vienen bien para evitar el sangrado

“Los dientes son como cajitas, con cuatro caras, y nos olvidamos de la parte que toca con el diente vecino, nos olvidamos de la limpieza interdental. Esa limpieza es la que se hace con la seda dental porque lo que se acumula ahí puede generar la caries y la gingivitis. Y también vienen bien los cepillitos interdentales, que no sustituyen al hilo sino que son un complemento y sirven para cepillar mejor estos espacios”, añade.

“También es muy importante el cepillado de la lengua porque en la lengua se depositan muchas bacterias”.

El uso del colutorio sí es recomendable libre de alcohol para dar una protección final al diente. Es recomendable pero no obligatorio, no es fundamental.